Policiales Viernes, 31 de agosto de 2018

Los alegatos: Julieta Silva evitaría la prisión perpetua

El fiscal Fernando Guzzo pidió 14 años para la acusada, por homicidio cometido bajo estado de emoción violenta.

El juicio por la muerte de Genaro Fortunato (25) no deja de estar en boca de todos tras cada audiencia. La conmovida declaración de Julieta Silva (30) en la primera jornada, más el aporte de testigos directos y la posibilidad de prisión perpetua que quedó latente la semana pasada, hacen que el desenlace sea incierto. Ayer fue la instancia de los alegatos.

La acusada parece haber sorteado el peor escenario que podía esperarla: la perpetua. Esto se desprende luego de que el fiscal de Cámara, Fernando Guzzo, alegara ayer, y sorprendiera con el pedido de pena. El representante del Ministerio Público Fiscal le había planteado al tribunal incorporar el agravante del vínculo en el homicidio, que tiene como condena única la máxima sentencia. Los jueces hicieron lugar al requerimiento.

Sin embargo, el fiscal considera que hay una situación puntual para explicar por qué la mujer actuó de la manera que lo hizo y terminó matando al rugbier. Cuál es esa situación, no pudo establecerse durante el debate, pero sí para la fiscalía está claro que algo pasó y la descontroló. Para los investigadores actuó bajo emoción violenta cuando atropelló y mató con su auto a su novio, el pasado 9 de septiembre a la salida de Mona bar, en San Rafael.

Genaro Fortunato tenía 25 años y jugaba al rugby en Belgrano Rugby Club
Genaro Fortunato tenía 25 años y jugaba al rugby en Belgrano Rugby Club

El fiscal Guzzo en tres horas de exposición analizó todos los detalles del caso para evidenciar que la relación de pareja existía y que el homicidio no fue un episodio accidental, como sostiene la defensa.

Los testigos ratificaron el noviazgo de tres meses, lo que deja acreditado el vínculo. Otro punto a sostener en el alegato fue que ni los problemas de visión de Silva (astigmatismo) ni el no haber conducido esa noche con los anteojos recetados podían justificar la hipótesis del hecho culposo.

En cuanto al detalle de la lluvia de aquella madrugada y una posible complicación para la conductora para observar al joven tirado en la calle, el Ministerio Público señaló que en ese momento no llovía.

Una y otra vez, Guzzo remarcaba un proceder doloso en Silva y un accionar que la dejaba mal parada.

En su relato el fiscal insistía en cómo la acusada no vio a su novio desplomado en la calle, si por ejemplo entrenaba hockey sobre césped en horario nocturno y podía observar la pequeña bocha sin anteojos.

¿Cómo vio al cuidacoches haciéndole señas en el medio de la calzada, pero no se percató de la presencia de Genaro tirado? ¿Por qué el trapito le tuvo que sacar las llaves del auto? ¿Quería escaparse? Se preguntaba insistentemente la parte acusadora. Otra de las incógnitas, o quizás no tanto, para la fiscalía fueron las evasivas de Silva en sus primeras llamadas telefónicas para decir que había arrollado a una "persona". "¿Por qué no dijo que era su pareja", cuestionaron.

El fiscal cerró y reiteró que del dolo y del vínculo no quedaban dudas. A pesar de esto, no pidió perpetua y solicitó para Silva 14 años de cumplimiento en la cárcel- hoy está con domiciliaria- por un homicidio agravado por el vínculo, pero con el atenuante de que se cometió bajo emoción violenta. Este delito tiene penas de 10 a 25 años de prisión.

Para la fiscalía algo pasó en Mona bar que descontroló a la sospechosa. El problema de Fortunato con uno de los mellizos Maure porque miraba a Julieta, o quizás que ella se enteró de que la víctima iba a ser papá con su ex novia.

El motivo sólo lo saben víctima y victimario, pero en el juicio nunca trascendió. Ante los 14 años pedidos, la acusada parece haber evitado la perpetua. Los jueces definirán con su sentencia.

Abandonó la sala. Durante el alegato de la fiscalía, Alejandro Cazabán, el abogado de Julieta Silva, pidió que su defendida dejara por un momento la audiencia, ya que no estaba en condiciones de seguir escuchando. Salió del recinto llorando y fue contenida por la familia.

Momento Traumático. La sospechosa salió por unos minutos del debate, cuando el fiscal pidió reproducir en un par de oportunidades el audio de ella llamando al 911 para avisar sobre la tragedia.

Más noticias