Diario Uno > Policiales

La Justicia confirmó que la madre de Micaela Reina quedará presa por ser sospechosa del crimen se su hija

Catherina Gibilarocgibilaroc@gmail.com

Te puede interesar...

Fue confirmada la prisión preventiva de Marta Reina, la madre de Micaela, la niña de 12 años violada y asesinada por asfixia en 2007. Está acusada de ser partícipe necesario del crimen que finalmente habría cometido su ex marido, Ramón Duarte, quien lleva varios meses preso imputado de la violación y el homicidio de la menor.

Así lo dispuso el titular del 5º Juzgado de Garantías, Marcos Pereira, quien aceptó de esta manera el requerimiento hecho por el fiscal de Delitos Complejos, Santiago Garay.

Marta Reina quedó presa el año pasado por orden del fiscal especial, dando así un giro definitivo en el caso en el que había sido condenado el padre biológico de la menor, Alejandro Prádenas, quien siempre alegó inocencia y actualmente está prófugo, y que siempre había sido señalado como sospechoso por la mujer que ya se encuentra en el penal de mujeres de El Borbollón.

Una declaración del ex marido de Marta Reina y actual imputado en el caso, Ramón Duarte, motivó la detención de la mamá de Micaela.

Duarte fue a parar tras las rejas acusado, luego de que su ADN apareciera en una mancha de sangre en el pantalón y en la ropa interior que la niña asesinada vestía la tarde noche que fue encontrada en una bodega abandonada de Guaymallén, tras cinco días de permanecer desaparecida.

Por esa prueba fue imputado por homicidio pero recientemente se quebró ante el fiscal y si bien negó haber violado y matado a Micaela, Duarte admitió que había mantenido relaciones sexuales con la niña días antes, en presencia de la propia madre que se la habría entregado porque la estaba iniciando en la prostitución.

Aún más, Duarte declaró que Marta Reina ejercía la prostitución en la zona de la Feria de Guaymallén y que estaba explotando sexualmente a su hija para entretener a sus clientes. La afirmación del acusado coincidió parcialmente con otros testigos en el caso que habrían confirmado que la madre de Micaela era trabajadora sexual.

Con estos nuevos elementos que se sumaron a la acusación ya existente de falso testimonio contra la mujer, quien cuando Duarte fue detenido negó estar casada con él y afirmó que hacía 20 años que no lo veía –en realidad se había casado con el imputado por Civil y además se enviaba mensajes de texto estando él preso–, el fiscal Garay decidió la detención inmediata.

El condenado y el sospechoso

Alejandro Prádenas, padre de Micaela Reina fue acusado en la Justicia por la madre de la niña de ser responsable de su desaparición y muerte.

En 2009, la Quinta Cámara del Crimen lo condenó a 6 años de prisión por privación ilegítima de la libertad de su propia hija. Pero luego la Sala Penal de la Corte de la provincia le modificó la pena condenándolo a 15 años de prisión por abandono de persona seguido de muerte.

Como Prádenas estaba aún en libertad cuando le agravaron la pena, en vez de entregarse desapareció y está prófugo. Sin embargo, el nuevo camino que ha tomado la investigación va revelando que el condenado sería en realidad inocente.

Es que las pruebas contra Ramón Duarte, el ex marido de la mamá de Micaela, son las que desvinculan al padre biológico de la menor.

El ADN lo coloca a Duarte en la escena del crimen pero además, los útiles de Micaela fueron hallados en El Algarrobal, cerca de donde el padrastro vivía.