Violencia de género

La denuncia que pudo evitar el femicidio en Maipú y la versión de la víctima que la hizo archivar

Tras el femicidio en Maipú de Sonia Garberoglio (51) surgió la información de que el presunto agresor, Juan Carlos Romero (51), tenía un antecedente judicial previo impulsado por su propia madre. El motivo por el cual se archivó la causa

El 27 de noviembre de 2017 una denuncia que realizó una mujer pudo haber evitado el femicidio en Maipú ocurrido en la noche del lunes. La madre de Juan Carlos Romero (51), el presunto asesino, advirtió los hechos de violencia de género que ejercía su propio hijo contra su nuera, Sonia Garberoglio (51). Pero la causa finalmente terminó archivada.

Desde el entorno familiar, laboral, de amigos y de vecinos del matrimonio buscaron evitar el peor final. Sonia Garberoglio ya había escuchado decenas de veces consejos sobre separarse de Romero. Era normal oír violentas discusiones en el domicilio donde vivían en Gutiérrez y que el farmacéutico nacido en Chile la siguiera por donde se movía, incluido su trabajo en una tienda de ropa.

El hecho más evidente fue el expediente 158088/17 que nació a fines de 2017 a costa de la propia madre del ahora presunto femicida. La mujer se presentó ante las autoridades y relató que su hijo golpeó a su nuera tras una discusión. Agregó que el agresor padecía un trastorno personalidad que lo tornaba bastante violento y que como estaba recibido de farmacéutico -de hecho trabajaba en un local en Guaymallén- subestimaba la mediación que le recetaban los psiquiatras y no la tomaba con regularidad.

Se inició un expediente en la Unidad Fiscal de Violencia de Género donde la hermana de Juan Carlos Romero ratificó la versión que denunció su madre.

► TE PUEDE INTERESAR: Femicidio en Maipú: "Él la amenazaba con que la iba a matar pero nunca pensamos que lo iba a hacer"

Sonia Garberoglio fue citada por las autoridades. Declaró en la Fiscalía y no negó los hechos, pero su testimonio fue la piedra fundacional que terminó derivando en el archivo de la causa.

La mujer ratificó que mantuvo una discusión y que su esposo le dio una cachetada, pero negó haber sufrido heridas -y luego lo confirmó el Cuerpo Médico Forense (CMF)-. "No quiero que le pinten los dedos a Juan. Él ve cosas donde no las hay y confunde la realidad con la imaginación", dijo, basada en la patología psiquiátrica de su pareja.

La Fiscalía dispuso que se realice una pericia en el CMF y en el Hospital El Sauce. En ambas instancias indicaron que Romero no presentaba criterios de internación, por lo que regresó a su domicilio.

Como la víctima no instó la acción penal y no se configuró ningún tipo de delito, la causa terminó archivada, según detallaron fuentes judiciales.

Tras esta versión, el fiscal de Homicidios Carlos Torres ordenó una serie de peritajes psiquiátricos para determinar si el farmacéutico detenido efectivamente padece alguna patología psiquiátrica y, más importante, para determinar si es imputable.

Sonia Garberoglio y Juan Carlos Romero.jpg
Sonia Garberoglio y Juan Carlos Romero, víctima fatal y detenido por el femicidio en Maipú.

Sonia Garberoglio y Juan Carlos Romero, víctima fatal y detenido por el femicidio en Maipú.

Femicidio en Maipú

Según la reconstrucción de la investigación, cerca de las 21.30 de este lunes una pareja protagonizó una pelea en el interior del domicilio donde vivían, sobre calle Alem al 1053. Juan Carlos Romero, oriundo de Chile pero radicado en Mendoza donde trabajaba como farmacéutico, llamó a una de las hijas del matrimonio para contarle lo ocurrido. La chica llegó hasta el domicilio de sus padres y se encontró con ambos tirados en el suelo con varias manchas de sangre.

Garberoglio ya estaba sin vida tras sufrir un fuerte golpe en el cráneo, aparentemente con una botella de vidrio. En tanto que el presunto agresor fue trasladado al Hospital Central ya que sufrió algunos cortes.