Policiales Viernes, 16 de marzo de 2018

Juzgarán al abogado mendocino emparentado con Menem acusado de estafar a su clienta

Luciano Ortego (38) y su novia, Luciana López (30), deberán responder en un juicio. Están acusados de quedarse con más de medio millón de pesos producto de la indemnización de una clienta.

La Justicia confirmó que un abogado mendocino, quien es pariente de Carlos Menem, y su novia deberán sentarse en el banquillo de acusados en los próximos meses. La pareja está acusada de montar un plan para estafarle medio millón de pesos a una de sus clientas.

Desde el 2 al 4 de julio, Luciano Edgardo Ortego Hernández (38) y Luciana Valeria López Oca (30) serán juzgados en la Tercera Cámara del Crimen como coautores de defraudación por administración fraudulenta. Arriesgan una pena máxima de 6 años de prisión, tal como establece el Código Penal.

Así lo determinó la fiscal de Delitos Económicos, Susana Muscianisi, quien rechazó un pedido del abogado defensor para que se realice una suspensión del juicio a prueba. Esta medida implicaba que se deje de perseguir la acción penal, los sospechosos zafen de ir a un debate y continúen en libertad bajo ciertas condiciones.

La segunda magistrada que tuvo el caso se negó a esto, por lo que quedó confirmada la fecha del juicio oral y público que será realizado por el primer fiscal del expediente, Gustavo Fhelmann, según adelantaron fuentes judiciales.

Crónica de una estafa

A mediados de 2014, una mujer de 45 años fue notificada por una Aseguradora de Riesgos del Trabajador (ART) sobre una indemnización que debía cobrar por la muerte del padre de su hija. Se trataba de una suma un poco superior al medio millón de pesos.

A la mujer le recomendaron a Ortego como abogado, quien era medianamente conocido ya que en 2009 se había casado con una de las hijas de Emir Yoma, excuñado y asesor del expresidente Carlos Menem.

Según sostiene la acusación, el letrado culminó los trámites y le aconsejó que depositara el dinero del resarcimiento en otra cuenta corriente ya que había otra expareja del hombre fallecido que podía reclamarlo. Concretamente le ofreció la cuenta de su novia, Luciana López.

La víctima comenzó a buscar inmuebles para comprar, pero cuando intentó señar uno no pudo acceder a la plata. Ortego le dijo que estaba en un plazo fijo y no podía sacarla del banco. Ya en noviembre del año siguiente, la mujer logró obtener apenas 2 mil pesos por parte del letrado, quien bajo distintas excusas le aseguraba que no podía extraer los billetes. Lo cierto es que la mujer se cansó y efectuó una denuncia penal y civil contra ambas personas.

En la investigación, el abogado declaró en el expediente y estableció una floja coartada. Dijo que le había devuelto la totalidad del dinero a la víctima excepto 106 mil pesos que cobró en calidad de honorarios. Pero no pudo presentar un papel que deje constancia de esto ya que lo había perdido.

Ahora, Ortego y López correrán riesgo de ir a la cárcel. La decisión final estará en menos de los jueces Eduardo Martearena, Diego Lusverti y Jorge Coussirat.