Policiales Lunes, 26 de noviembre de 2018

Juzgan a los hermanos Lanatta y Schillaci en Santa Fe

Es por los delitos que cometieron cuando se fugaron del penal de Ezeiza. Durante ese raid delictivo, secuestraron a dos personas. Los tres cumplen penas por otros hechos

Los hermanos Martín y Christian Lanatta junto a Víctor Schillaci son juzgados en Santa Fe por los delitos cometidos en la provincia durante al evadirse a fines de 2015 del penal donde cumplían condena por el llamado triple crimen de General Rodríguez.

El juicio tenía como fecha de inicio el miércoles pasado pero debió postergarse por cuestiones operativas, ya que no estaba disponible la sala que se utiliza en el penal de Ezeiza, donde están alojados, para videoconferencias, sistema que regirá este debate.

Schillaci y los Lanatta deberán responder por hechos cometidos durante la fuga, uno de los cuales tuvo como víctima al ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso (32), quien fue interceptado por los prófugos cuando circulaba en su Volkswagen Amarok color blanca.

Reynoso fue obligado a ser llevados a su departamento en el microcentro santafesino, donde permaneció cautivo 48 horas.

De acuerdo a la acusación, los prófugos robaron su camioneta, que fue ploteada con letras y franjas verdes para simular que se trataba de un móvil de Gendarmería y con la que volcaron el 9 de enero cerca de la localidad de Cayastá, donde Martín Lanatta fue recapturado.

Otra de las víctimas del raid de la fuga fue el productor agropecuario Héctor Ferreira, quien aquel 9 de enero fue privado de su libertad en su casa.

Según Ferreira, los fugitivos estaban armados y vestidos como gendarmes, y lo maniataron con un cable de teléfono, tras lo cual se llevaron su camioneta, que luego fue hallada abandonada.

Cristian Lanatta y Schillaci están además imputados de la privación ilegítima de la libertad de Franco Martín, un empleado de la arrocera Spalletti de Cayastá.

Se prevé que sean cuatro jornadas, en tanto que no se resolvió la fecha de la audiencia en la que se dará a conocer el veredicto.

A la condena a cadena perpetua por el crimen de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), los tres imputados sumaron en octubre pasado una pena de 7 años y medio de prisión en la Justicia Federal de La Plata por la fuga del penal de General Alvear.

Además, el martes de la semana pasada el Tribunal Oral Federal de Santa Fe los sentenció a otros 10 años (en el caso de Martín Lanatta) y 8 años (Christian Lanatta y Schillaci) por enfrentamientos y robos a gendarmes.

Ahora quedará pendiente la "tentativa de homicidio" en perjuicio de los policías Lucrecia Yudati (33) y Fernando Pengsawath (23), quienes resultaron malheridos el 31 de diciembre de 2015 cuando intentaron detenerlos en de Ranchos.

Más noticias