Policiales Lunes, 22 de febrero de 2016

Juicio por un crimen en el barrio Lihué que develó la trama de la banda de la Manzanita

La Justicia ventila la causa por el asesinato de Cori Arce (18). La guerra de bandas detrás del hecho de sangre.

Un homicidio que destapó el funcionamiento de una organización criminal en el barrio Lihué de Guaymallén comenzó a ser esclarecido en un juicio oral y público durante la mañana de este lunes. La banda de la Manzanita y la historia detrás de la muerte de Rodrigo Arce Villegas.

En la Segunda Cámara del Crimen comenzaron a ser juzgados Maximiliano Escobar (24) y Alejandro Morales (25), sindicados como autores del homicidio del joven de 18 años conocido como Cori, baleado el 29 de marzo del 2014.

La hipótesis que se profundiza es que días antes Cori Arce fue testigo del ataque que hirió a su hermano Lucas (21) y terminó con la vida de Leandro Mugriento Barrera (20), el 25 de marzo de ese año. Su testimonio complicaba al Champol (17), uno de los cinco hijos de Estela Manzanita Flores (39) quien tiene varios hechos de sangre sobre su espalda y estaba enfrentado al Mugriento.

Primero comenzaron las amenazas ya que, según sostiene la acusación, Manzanita y Alejandro Morales, por ese entonces su pareja, fueron hasta la casa de la tía de Arce y le pidieron que saque la denuncia contra el Champol -pese a que no existía ninguna sino que la Justicia investigaba de oficio-.

Cuatro días después, Cori Arce estaba comiendo un asado con amigos cuando recibió un disparo en la cabeza de dos individuos que circulaban en moto. El 2 de abril de ese año, perdió la vida tras algunos días de agonía. Las autoridades sostienen que los autores fueron Morales y Escobar. Este último está en pareja con una de las hijas de Manzanita.

Este martes se espera que declare el único testigo presencial del hecho que se animó a hacerlo en el juicio: el hermano de la víctima fatal.

El debate tiene fecha hasta la semana que viene y es liderado por el juez José Valerio, acompañado por Arlington Uliarte y Ariel Spektor.

Otro expediente

En la Segunda Cámara del Crimen no sólo se ventila la causa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en contra de Cori Arce, sino que Alejandro Morales se encuentra acusado de coacciones agravadas por las amenazas a la tía de la víctima fatal.

En ese mismo caso se encontraba imputada la propia Manzanita, aunque fue condenada la semana pasada a 3 años y 10 meses de prisión en un juicio abreviado que se realizó en la Segunda Cámara del Crimen.

<i>Manzanita </i>Flores tiene deudas con la Justicia.
Manzanita Flores tiene deudas con la Justicia.

Según sostienen las autoridades, además de los reiterados hechos de sangre en el barrio Lihué y sus inmediaciones que tuvieron siempre en la mira al Champol y a su madre, esta última lideraba la venta de estupefacientes en la zona. Es por esto que tiene causas pendientes también con la Justicia Federal.

El debate contra Manzanita no se pudo realizar en simultáneo contra el actual juicio ya que los testigos le tienen miedo y fuentes judiciales creían que algunos no iban a declarar delante de su presencia.

¿Quién es el Champol?

Desde los 15 años, el Champol ha estado ligado a la vida delictiva. En el marco de una guerra de bandas en el barrio Lihué y sus alrededores por la comercialización de estupefacientes, el menor de edad estuvo sindicado en los asesinatos de Ismael Muñoz (19) y Lucas Guerrero (16), acribillados el 13 de febrero de 2014 en la plaza Minotto.

También estuvo vinculado al crimen del Mugriento Barrera, un joven que pertenencia a su banda pero luego se distanció al ser acusado de haber robado armas pertenencias a la organización criminal.

El Champol protagonizó tiroteos con policías y más de una vez fue encontrado portando armas de fuego, aunque como era menor de 15 años era inimputable. Hasta que superó esa edad y quedó alojado en el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil (ex COSE).

El <i>Mugriento</i> y el <i>Champol</i>, antes amigos.
El Mugriento y el Champol, antes amigos.

Más noticias