Diario Uno Policiales
El debate oral y público comenzará el 25 de junio. El accidente en que falleció Simón Cabello se produjo en 2010 cuando un Corsa impactó contra la furgoneta que llevaba a 7 infantes a la escuela 

A juicio el caso de la muerte de un niño en un transporte escolar en Alvear

Gonzalo Villatoro

villatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

Cuando se cumpla el tercer aniversario de la muerte de Simón Cabello, el nene de cinco años que falleció en el fatal accidente de tránsito protagonizado por un auto particular y un transporte escolar, se llevará adelante el juicio en el departamento.

La conjueza Adriana Cerini, designada en marzo al frente del Juzgado Correccional y de Faltas de Alvear, fijó el inicio del debate oral y público para el 25 de junio, en el que llegan acusadas de homicidio culposo y lesiones culposas las conductoras de ambos vehículos involucrados.

El caso, en el que además resultaron heridos otros cinco niños de 4 y 5 años, conmocionó a toda la comunidad y tuvo amplia repercusión en el país.

Diarios de tiraje nacional reprodujeron la noticia sobre el trágico suceso ocurrido el 23 de junio de 2010. Incluso, por la gravedad del hecho, en la provincia se hicieron más estrictos los controles y se produjeron profundos cambios en las disposiciones legales y de seguridad que deben cumplir los vehículos que se dedican al transporte de escolares.

Según confirmaron en la sede judicial de Olascoaga y Piérola de Alvear, para el martes 25 de junio está prevista la lectura de cargos, la declaración de dos peritos y los imputados. Durante la segunda jornada del juicio se escucharán las voces de los testigos y el último día está reservado para los alegatos de las partes y la lectura de la sentencia.

Fue estremecedor

El choque ocurrió alrededor de las nueve cuando el transporte escolar se dirigía hacia el colegio católico Santo Tomás Moro a llevar a los infantes a clases.

La Peugeot Boxer circulaba por avenida José Ingeniero con siete niños a bordo y al llegar al cruce con Independencia resultó impactada por un Chevrolet Corsa conducido por Norma Colombero, que hoy tiene 64 años.

Según las crónicas del momento, el automóvil, con el frente destrozado, recién logró detener la marcha a unos 50 metros del lugar donde se produjo el golpe. Además, las personas que observaron el accidente aseguraron que el impacto fue de tal magnitud que la furgoneta se elevó por el aire casi un metro, giró y quedó volcada con el frente mirando en la dirección de donde venía.

A raíz del choque y el movimiento brusco la puerta corrediza se desprendió, el pequeño salió despedido y fue aplastado por el pesado vehículo. Murió en el instante.

Los otros seis niños, Mirta Méndez (conductora y propietaria del transporte) y un acompañante fueron trasladados al hospital Enfermeros Argentinos de Alvear con heridas de distinta consideración.

Colombero no sufrió lesión alguna.

La velocidad

El común denominador en el relato de los testigos de aquel fatídico día fue la alta velocidad con la que ingresó el Chevrolet Corsa a la transitada arteria. Uno de ellos fue Raúl Cruz, que casi se convierte en una víctima más porque justo circulaba por ese lugar, por el carril contrario.

José Ingenieros tiene tres carriles, el transporte escolar iba en dirección al oeste por la margen norte y el automóvil entró a la avenida desde el sur y dio contra la furgoneta justo en el medio, del lado del conductor.

 Embed      

Seguir leyendo