Han pasado dos semanas desde que Patricio Méndez Maya (66) fue golpeado y apuñalado en una finca del Valle de Uco. Los investigadores creen que el crimen en Tupungato podría estar vinculado al robo de cobre que afecta distintos puntos de la provincia.

El cadáver de Don Patricio fue hallado sin vida cerca de las 8 del 9 de noviembre pasado en un corralón de animales ubicado en el interior de la finca Gottardini, en Cordón del Plata. La necropsia del Cuerpo Médico Forense (CMF) determinó que el hombre había muerto desangrado dos horas antes tras sufrir una herida de arma blanca cerca de la axila izquierda que le perforó una arteria. Además presentaba varios golpes.

Embed

El expediente cayó en manos del fiscal del Valle de Uco, Jorge Quiroga. Los primeros pasos apuntaron a que Patricio Méndez protagonizó una pelea, debido a las circunstancias en que fue encontrado el cuerpo. Pero resta definir quiénes fueron los autores del crimen en Tupungato y por qué motivo lo cometieron.

Respecto a la identidad de los sospechosos, el Laboratorio de Huellas Genéticas se encuentra analizando dos rastros que fueron hallados en la escena del hecho. Los cotejos genéticos se están realizando con la base de datos que tiene la Provincia sobre personas con antecedentes penales. Por estos días, es la única luz de esperanza para avanzar con la causa en ese sentido.

finca gottardini.jpg
El crimen en Tupungato podría estar vinculado a la mafia del cobre.

El crimen en Tupungato podría estar vinculado a la mafia del cobre.

En cuanto al móvil del crimen, picó en punta la hipótesis de que Don Patricio intentó evitar el robo de un cableado ubicado a 60 metros del lugar donde se halló el cadáver. En ese lugar se ubica un transformador eléctrico que había sido violentado ya que tenía algunos cables cortados y le faltaban algunos elementos. Los pesquisas creen que el finquero intentó evitar el robo del cobre y terminó siendo asesinado por los delincuentes.

Investigadores del Valle de Uco detallaron que este tipo de robos se ha incrementado en esa región tras la pandemia del coronavirus, incluso hasta llegar a realizarse en forma "profesional". Sin embargo, los delincuentes vinculados al crimen de Patricio Méndez actuaron en una forma rudimentaria, por lo que sospecha que fueron ladrones de poca monta que terminan vendiendo el metal en chacaritas.