Policiales Sábado, 3 de marzo de 2018

Imputaron al femicida del Este y va a la cárcel

José Llanos (20) quedó acusado de manera formal por el asesinato de su pareja, Gregoria Carlos Flores (32)

Fue imputado y quedará alojado en el penal el joven que asesinó a su pareja en Tres Porteñas, San Martín. Eligió no declarar, más allá de que de manera informal reconoció el hecho y señaló el lugar donde estaba el cadáver. Se esperan pruebas para avanzar con la investigación, pero todos los indicios apuntan al sospechoso. En la tarde de ayer José Llanos (20) conoció qué delitos se le adjudican. El fiscal del caso, Martín Scatareggi, lo acusó por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género, en perjuicio de Gregoria Carlos Flores (32). Ambas carátulas tienen como única pena la prisión perpetua. Cumplido el paso formal de la imputación, se ordenó el traslado del hombre a la cárcel, lo cual se realizará hoy. Hasta ayer permaneció en la Comisaría 12. Si bien Llanos admitió la autoría del asesinato de la mujer haciéndole una confesión a su padre y entregándose a la policía, cuando tuvo la posibilidad de declarar ante el fiscal no lo hizo, seguramente por recomendación de su abogado, un defensor oficial. Es decir que su confesión no ha quedado plasmada en el expediente. Los indiciosA pocas horas de haber encontrado el cuerpo de la víctima, los investigadores ordenaron las primeras pruebas que se realizaron y que servirán para confirmar la hipótesis de un solo homicida. Mientras, todo los indicadores les permitieron avanzar en la causa y efectuar la imputación. Llanos estuvo siempre en la mira desde que Gregoria desapareció, el 20 de febrero pasado. Es que juntos habían salido a trabajar en la cosecha de cebollas. Él volvió a la finca en la que vivían pero ella no. Horas después, en la madrugada, al joven se lo vio salir de la casa con una valija. Migraciones luego confirmó que viajó a Bolivia, su país de nacimiento. Durante los días de búsqueda, la familia de ella se comunicó con el muchacho mediante mensajes con el teléfono. El imputado les aseguraba que estaba con él, pero cuando le pedían hablar con ella inmediatamente dejaba de contestar. El lamentable final se empezó a conocer cuando el acusado regresó a Mendoza y le dijo a su padre que había matado a su pareja. El progenitor llamó al 911 y pidió que la policía lo buscara. Allí a los efectivos les dio varios detalles, como por ejemplo dónde estaba enterrado el cuerpo. "Que se entregara y contara todo aceleró muchos los tiempos. Si no, creo que todavía estaríamos buscando el cadáver", confesó un pesquisa. La mujer estaba varios metros bajo tierra y en un lugar de difícil acceso. Todo esto casi no deja espacio para la duda en cuanto al autor del femicidio. Además, la fiscalía cuenta con la declaración testimonial del padre de Llanos y de los policías que arrestaron a su hijo cuando éste confirmaba qué había pasado. Entre los efectivos que declararon está un jefe de Investigaciones de la zona Este. Pruebas científicasA la espera de peritajes contundentes están los investigadores, luego de recolectar varios elementos en la escena del crimen. Hay palas secuestradas, un ladrillo con sangre y cabello y se analizarán varios rastros hallados en el lugar. También hay teléfonos que serán estudiados y el fiscal aguarda algunos detalles de Policía Científica. Estos resultados tardarían un par de semanas, mientras que hay 10 días hábiles para solicitar la audiencia de prisión preventiva.