Una pareja de novios salteños negoció un trío sexual con una mujer. Los tres se reunieron en un departamento de la capital provincial para pasar una noche diferente y experimentar nuevas sensaciones. Pero todo acabó de manera impensada. Todo ocurrió el último fin de semana, pero trascendió a nivel nacional a mediados de esta semana.

Los novios, una joven y un joven, aceptaron la invitación de una mujer a sumarse a un encuentro íntimo. Sin embargo, nada salió como lo esperaban.

Después de unas horas en las que se dedicaron con entusiasmo a la faena sexual, la pareja se quedó dormida junto a la mujer que les permitió la experiencia. Hasta este momento, todo estuvo dentro de los carriles normales, por llamarlo de alguna manera.

Pero un rato más tarde la cosa se complicó, Cuando la parejita se despertó, ya no estaba la mujer que les había brindado una noche distinta para ellos. Y, para colmo, les faltaban varias cosas: la más preciada, un celular con información muy importante para los que, a la postre, resultaron ser víctimas de robo.

En ese momento se dieron cuenta de que lo único que sabían de la ocasional compañera sexual es que, supuestamente, se llama Cami.

El smartphone es un Motorola One azul y contiene información importante para la pareja, su familia y el trabajo. Por este motivo la mujer ha pedido que si a alguien se lo ofrecen, por favor le ayuden a recuperarlo.

Según distintos medios salteños, la denuncia fue radicada en la Policía provincial y el caso salió a la luz ya que se filtró la denuncia realizada.

Seguir leyendo