Policiales Miércoles, 22 de marzo de 2017

Golden Fest: el presunto estafador declaró y pidió su libertad a cambio de devolver el dinero

Adrián Guirín (31) recibió la prisión preventiva a principios de este mes. Sobre su espalda pesan más de cien acusaciones por eventos fallidos. Algunas denuncias irán por la vía civil.

La vida para Adrián Guirín cambió radicalmente en los últimos días del año pasado. El hombre de 31 años pasó de ser un organizador de eventos privados a un detenido con un centenar de causas por estafa en su espalda. La Justicia confirmó la prisión preventiva en su contra mientras avanza la investigación penal, en tanto que el acusado declaró el martes y pidió recuperar su libertad.

En los primeros días de marzo, la Justicia de Garantías confirmó la medida de coerción contra el imputado en múltiples estafas. Este organismo judicial determinó esto solamente con la minoría de las más de cien denuncias que se han radicado desde diciembre hasta este entonces. En estos casos de mayor gravedad, el magistrado entendió Guirín no cumplió con nada de lo que había pactado en las fiestas de sus víctimas.

En cuanto al resto de las causas se determinó que la empresa Golden Fest prestó algunos de los servicios contratados, por lo que Garantías determinó que las víctimas inicien un reclamo por la vía civil en busca de obtener una indemnización económica. Ahora será tarea del fiscal de Guaymallén Tomás Guevara determinar con respecto a las últimas denuncias cuáles deben seguir el camino penal y cuáles el civil.

En la jornada del martes, Guirín se presentó a declarar ante al investigador judicial y pidió recuperar su libertad, ya que continúa detenido en la cárcel de Boulogne Sur Mer. Palabras más palabras menos, el hombre aseguró que está dispuesto a arreglar con sus clientes y devolver el dinero correspondiente.

Si bien el nuevo Código Penal estipula que se extingue la acción penal en los casos de estafa donde víctima y victimario lleguen a un acuerdo, las autoridades dudan que esto se pueda cumplir. Sucede que Guirín no sólo debería devolver el dinero que le pagaron para la realización de las fiestas sino que la Ley habla de una "reparación integral del perjuicio", lo cual es poco probable que ocurra debido al alto importe que esto supone.

Mensaje en las redes sociales

La página de Facebook de la empresa Golden Fest continúa abierta. Tras el escándalo se publicó un mensaje días después donde desmentían las múltiples estafas, a lo que cual recibieron una docena de comentarios agraviando a Guirín.

El 15 de marzo se publicó otro mensaje en el muro que rezaba: "Estimados clientes que deben abonar sus cuotas atrasadas, les pedimos porfavor que no hagan atención a los llamados de cualquier persona o cualquier estudio jurídico que llamen en nombre de mi persona para cobrar de las cuotas atrasadas, ya que ese dinero lo cobraremos para indemnizar a los clientes, pagar proveedores, y empleados. Yo no eh vendido ni eh regalado a nadie los contratos pero hay gente queriendo aprovecharse de la situación. Muchas Gracias (sic)".

Las respuestas en este caso también fueron atacando al ahora detenido o pidiéndole su número telefónico para contactarlo. Este miércoles, la publicación fue borrada de la red social.

Un caso destapó todo

La olla se destapó en la tarde del 24 de diciembre pasado. Una joven publicó en el Facebook de la empresa asegurando que el día anterior se debería haber realizado la fiesta de su cumpleaños de 15 pero ni siquiera el salón de fiestas estaba reservado. Los comentarios similares no demoraron en llegar y se convirtieron en una avalancha de denuncias judiciales. Adrián Guirín, el principal apuntado, escapó pero fue capturado el 29 de diciembre en una casa ubicada en el Carrizal.

Más noticias