El subayudante Rodrigo Munives, hijo del director general de Policías, Roberto Munives, y el auxiliar Ariel Rodríguez son investigados por la Inspección General de Seguridad (IGS) luego de que se viralizara un video de ambos en el cual invitaban a una fiesta clandestina en la casa del policía de menor rango.

El video fue hecho el 13 de enero por Facebook Live desde el perfil de Ariel Rodríguez, donde invitaban a que se juntaran en la avenida San Martín y la Alameda, de Ciudad, para hacer una fiesta en la casa del auxiliar.

Te puede interesar...

Investigan al hijo de Roberto Munives y a otro policía por invitar a una fiesta clandestina

Nada había pasado hasta que las imágenes fueron publicadas el lunes por el diario Página 12 y a partir de allí se comenzó con la investigación en Mendoza que involucra justamente al hijo del jefe de la Policía, quien ha pedido en varias oportunidades respetar las disposiciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

Cuando la Inspección General de Seguridad tomó conocimiento, activaron el protocolo con los involucrados en el hecho, el cual contempla retirarle el arma reglamentaria, el chaleco antibalas y enviarlos a Sanidad Policial para una revisión psicológica.

De esta forma, les dieron 30 días por parte psicológico a los dos efectivos, por lo que durante un mes no pueden trabajar, mientras la IGS continúa con la investigación administrativa.

El titular del organismo, Marcelo Puertas, indicó este miércoles que la semana próxima Rodrigo Munives y Ariel Rodríguez serán citados y pueden presentarse con un abogado para exponer su defensa.

Luego, deberán analizar qué sanción habrá para los dos efectivos que trasgredieron la ley administrativa, la cual indica que los policías deben comportarse con "decoro" en sus redes sociales.

El auxiliar Ariel Rodríguez se desempeña en la Comisaría 5, de calle Juan B. Justo, de Capital, mientras que Rodrigo Munives es instructor en el Centro de adiestramiento táctico policial (Catacpol), donde se entrenan a los uniformados.