Policiales Viernes, 21 de septiembre de 2018

Falsos policías lo esposaron y le robaron 4.500.000 de pesos

Ocurrió en La Plata en un falso operativo, en el que ladrones vestidos de policías pararon a un hombre y le dijeron "que estaba detenido por homicidio".

Un grupo de falsos policías simulando un procedimiento, le robaron a un cobrador de una empresa pesquera de Mar del Plata unos 4,5 millones de pesos en una parrilla ubicada en el kilómetro 42 de la Autovía 2, a la altura del partido de La Plata.

El robo se produjo en el estacionamiento de una parrilla, cuando en el falso operativo, en el que los ladrones vestían uniformes policiales, le dijeron el damnificado "que estaba detenido por homicidio", lo esposaron y se llevaron su camioneta, que luego abandonaron en inmediaciones del autódromo Roberto José Mouras.

Alejandro Muñiz, de 37 años, se había detenido este jueves a almorzar un sandwich en la Parrilla 42 y fue abordado cuando se disponía a seguir camino a Mar del Plata, luego de efectuar una serie de cobranzas en distintas empresas de la ciudad de Buenos Aires y la zona sur del Conurbano bonaerense.

Entre la sorpresa y la incredulidad, alcanzó a dar alguna explicación, antes de que le colocaran las esposas y ya maniatado, le quitaron las llaves de la Toyota Hilux, a la que revisaron hasta encontrar el dinero que había recaudado, un monto de 4.500.000 (se dijo que eran cinco), que lleva disimulada entre cajas de vino y bolsas de nailon en el baúl de la camioneta.

En pocos minutos, los delincuentes -que hasta tenían colocados chalecos antibalas- abandonaron al cobrador de la empresa pesquera "El Sauce" maniatado y escaparon a toda velocidad, con el robo consumado y sin que muchos de los comensales advirtieran la situación.

Inclusive algunos creyeron que la víctima era un delincuente al que estaban buscando, publica el Diario Popular.

En su denuncia ante efectivos de la comisaría 7ª de La Plata, Muñiz contó que había pasado gran parte de la mañana efectuando cobranzas de entregas de pescado procesado en firmas de distintos barrios porteños y de los partidos de Almirante Brown, Lomas de Zamora y Avellaneda, los que, mayormente, son efectivos.

Por tal motivo, llevaba el dinero distribuido en el baúl de la Toyota Hilux de color rojo y que había decidido parar para almorzar, para luego retornar a su domicilio, en Mar del Plata.

También dio detalles sobre el "modus operandi", al referir que cuando salió de la parrilla, se le cruzaron unos hombres que actuaron como efectivos policiales y de modo imperativo le dijeron que venían a detenerlo, por una presunta causa en la que estaba imputado por el homicidio.

Además, sostuvo que en principio, interpretó que se trataba de una equivocación, pero que apenas lo esposaron, se dio cuenta de que iban a robarle y entonces, les rogó que no se lo llevaran secuestrado.

Los asaltantes escaparon con su camioneta, sin que lo agredieran físicamente, al mismo tiempo que otros se subieron a un Volkswagen Golf con vidrios polarizados.

"La banda se comunicaba con handy y dieron un golpe muy bien planificado", dijeron los investigadores del caso, quienes agregaron que "está claro que hicieron inteligencia previa y que conocían los movimientos del cobrador".

La Toyota Hilux, con el motor en marcha, fue hallada en las cercanías del autódromo Roberto Mouras de La Plata, en un campo del kilómetro 49 de la Autovía 2 y en el mismo lugar, encontraron una pistola 9mm., una cartera, un encendedor y una caja de cigarrillos.

"Se cree que escaparon en el VW Golf o en algún otro auto de apoyo con el millonario botín", precisaron.

Al mismo tiempo, se indicó que interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción N° 9 de La Plata, donde ya tomaron a declaración al damnificado por el robo y a otros clientes de la parrilla, quienes aportaron los datos de la patente del vehículo en que se movilizaba la banda.