Policiales Miércoles, 20 de enero de 2016

El homicidio de un empleado del Zoológico y su relación con las bandas del oeste Godoy Cruz

Emanuel González (25) fue ultimado en el mediodía de este miércoles cuando esperaba el micro para ir a trabajar. Detalles de la investigación.

Hace una semana habían baleado a su hermano y ahora le tocó a él. Un joven de 25 años fue asesinado a disparos cerca del mediodía de este miércoles en el oeste de Godoy Cruz. Los investigadores creen que se trata de un viejo problema de bandas de la zona.

Emanuel Ignacio González trabajaba como empleado en el Zoológico y no tenía antecedentes por delitos en su haber. Minutos antes de las 12 se encontraba en la intersección de Arturo Íllia y Los Nihuiles, frente al barrio Foecyt, esperando el micro para dirigirse en su trabajo.

Ni la plena luz del sol ni la presencia de personas en la transitada calle amedrentó a dos personas que pasaron por el lugar en una moto de baja cilindrada y comenzaron a disparar contra la humanidad del joven. Hasta el momento, se cree que el ataque se perpetró con un revólver ya que no se hallaron vainas servidas en el lugar, característica de este tipo de armas.

González recibió dos impactos de bala. Uno en el pecho y otro en la cabeza. Un auto particular lo trasladó hasta el Hospital del Carmen, aunque ya había fallecido.

En un principio se habló de un intento de asalto, aunque con el correr de las horas la versión cambió y los investigadores, liderados por el fiscal departamental Juan Carlos Alessandra, mantienen una hipótesis que apunta a un viejo problema de bandas.

Bandas en el oeste godoicruceño

La pesquisa comenzó en búsqueda de datos que ayudaran a identificar a los autores del asesinato. Tal vez por temor, desde el entorno de la víctima fatal no hubo declaraciones de importancia. Tampoco se logró ubicar a los dos testigos presenciales que se encontraban en la parada del micro al momento del ataque.

Sin embargo, los sabuesos policiales llegaron a dar con un dato que podría ser fundamental para esclarecer el hecho. Si bien la víctima no tenía antecedentes, sus hermanos han estado en manos de la Justicia más de una vez.

Sin ir más lejos, el fin de semana pasado uno de ellos protagonizó un enfrentamiento armado en el asentamiento Campo Papa donde terminó con heridas de arma de fuego. Este hecho no fue denunciado en sede judicial porque "suelen arreglar las cosas entre ellos", según explicaron los pesquisas, pero igual la información llegó a las autoridades.

Los hermanos de González solían estar enfrentados en otra época con la banda del Cabezón López, una pequeña organización criminal del oeste de Godoy Cruz que se dedicaba al narcomenudeo -ver aparte-.

Si bien hace tiempo que la violencia en la zona había disminuido, luego que fuera desbaratada la tristemente célebre banda de la Yaqui -Sandra Jaquelina Vargas y sus secuaces esperan la llegada del juicio-, este crimen volvió a encender la alarma.

Si bien la víctima fatal vivía en el barrio Parque Oeste, donde le entregaron casas a cierta parte de los vecinos del Campo Papa, sus familiares y presuntamente los atacantes continúan residiendo en el Pozo y sus inmediaciones.

Hasta el momento no han podido ser individualizados los autores de los disparos, aunque los investigadores están convencidos de una cosa, a González lo fueron a buscar y hasta sabían la hora en la que se tomaba el micro para ir a trabajar.

Los López

La banda liderada por el Cabezón López estaba en la mira de los investigadores tiempo atrás. Se trata de pequeños narcotraficantes que se movían por el oeste de Godoy Cruz a la par de la Yaqui y sus soldaditos.

El 27 de noviembre de 2012, Rubén Contreras (31) fue encontrado decapitado en una ripiera ubicada detrás el corralón municipal de Godoy Cruz. Por este hecho estuvo investigado el Cara Cortada, uno de los menores de edad que actuaban como sicarios al servicio de la Yaqui, según sostienen los investigadores. Lo cierto es que los sabuesos policiales creen que a Contreras lo confundieron con el Cabezón López.

Por su parte, este último cayó detenido a mediados de 2013 por que lo detuvieron con un arsenal de armas de fuego en Guaymallén. Desde entonces, la banda quedó acéfala y dejó de operar en Godoy Cruz.

Ahora, los pesquisas buscan encontrar si en verdad existe relación entre esta banda y la muerte de Emanuel González.

Más noticias