Hace un mes y medio que está tras las rejas. Y será así, al menos durante un tiempo más. Un haitiano radicado en Mendoza está sospechado de cometer un abuso sexual en Godoy Cruz, donde la víctima dijo haber sido raptada.

El joven caribeño fue detenido el 10 de marzo pasado mientras caminaba por la plaza Independencia, zona donde solía moverse. Horas antes, una chica había radicado la grave denuncia.

Te puede interesar...

La víctima, que tiene una amistad con el sospechoso desde hace dos años aproximadamente según informaron fuentes judiciales, se encontraba con él en un domicilio ubicado en las inmediaciones de la Comisaría 27, en Godoy Cruz.

Según su relato, el haitiano la violó, le sustrajo algunas pertenencias y se dio a la fuga. La víctima quedó encerrada en el lugar, por lo que comenzó a gritar hasta ser asistida por vecinos de la zona.

Al momento de ser capturado, el joven tenía en su poder el teléfono celular de la denunciante, según trascendió.

El caribeño –se reserva su identidad por pedido judicial- fue imputado por abuso sexual con acceso carnal, hurto y privación ilegítima de la libertad. Este miércoles, el fiscal de Delitos Sexuales solicitó la prisión preventiva en su contra con dos pruebas vitales: dos declaraciones testimoniales –entre ellas la de la mujer- y un cotejo de ADN que encontró fluidos del acusado en la ropa interior de la víctima.

El abogado defensor del sospechoso, Darío Arbayi, solicitó la libertad de su cliente. Trascendió que la estrategia defensiva será demostrar que se trató de una relación consentida, aunque el hombre todavía no ha declarado en la causa.

Finalmente un juez le terminó dando la derecha al fiscal y consideró que hay elementos suficientes a esta altura de la investigación para sostener la detención, dictando la prisión preventiva.

El sospechoso es oriundo de Haití, pero hace un puñado de años está radicado en Mendoza donde ha trabajado en varios lugares y ha estudiado la carrera de Comunicación Social. Incluso tiene un blog donde brinda mensajes positivos a los jóvenes haitianos que buscan escapar de situaciones de pobreza en ese país.