Ángel, abuelo de Florencia Romano, se mostró indignado por el accionar de la policía y los investigadores. Sus declaraciones fueron hechos minutos después de que la Justicia confirmara que un cuerpo había sido encontrado en el interior de una acequia a unos dos kilómetros de la casa de los imputados.

"Ahora la Justicia armó todo este circo con miles de policía y no me dejan pasar para ver el cuerpo. Lo único que quiero es Justicia", dijo con enorme dolor el hombre.

Te puede interesar...

Florencia, de 14 años, fue vista por última vez el sábado cuando partió de su casa para ir a visitar a una amiga. El domingo, luego de que la joven no regresara, la familia radicó la denuncia y comenzó una intensa búsqueda.

El caso quedó en manos de la fiscalía de Homicidio desde donde se logró establecer, a través de la tarjeta SUBE, que la adolescente había viajado rumbo a Maipú y ese había sido su último movimiento. Fue en ese momento en el que los nombres de Pablo Arancibia (33) y Micaela Méndez (27) comenzaron a resonar.

La pareja fue imputada en la tarde de este jueves por femicidio en grado de coautoría minutos antes de que se hallaran los restos.

En tanto, también se logró dar con un corpiño con sangre a unos 70 metros de la casa de los acusados y un cuchillo que fueron encontrados por los vecinos.