Diario Uno > Policiales

Ebrio y deprimido, un hombre mató a puñaladas a su hijo de 4 años y se puso a llorar junto al cadáver

Un hombre de 45 años mató a puñaladas a su hijo de 4 años y le causó serias heridas a su hija de 15, quien escapó del ataque de su progenitor, salió a la calle y pedió ayuda a los vecinos. Las primeras informaciones señalan que el homicida habría actuado ebrio y fue detenido por la Policía cuando pedía perdón junto al cadáver de su hijo.

El drama familiar ocurrió en la madrugada de este jueves en calle Esquivel al 1.200, en la zona norte de Rosario. Julio Camaño se separó hacía pocos días de la madre de sus hijos, de acuerdo a lo que pudo reconstruir la Policía. Según trascendió el hombre sufriría de depresión y de alcoholismo.

Te puede interesar...

Anoche, según contaron los investigadores a lacapital.com.ar, Camaño estaba con dos de sus hijos, Luciano Sebastián, de 4, y Bianca Mabel, de 15, cuando el hombre, en un presunto brote psicótico, atacó a puñaladas al pequeño y lo mató en el acto.

Después, siempre de acuerdo a la versión preliminar, quiso hacer lo mismo con Bianca, pero la chica alcanzó a defenderse y forcejear con su padre. Así pudo ganar la calle y pedir ayuda a los vecinos que llamaron a la Policía.

Cuando los agentes de la sección 10ª y el Comando Radioeléctrico llegaron al lugar, se encontraron con Camaño, pidiendo perdón, sentado al lado del cuerpo de Luciano.

Fuente: lacapital.com.ar