Un joven de 20 años es intensamente buscado por sus padres y hermanos luego de haberse ido de su casa de Godoy Cruz sin que nadie lo supiera. Dejó una nota en la que indicó que necesitaba tiempo y estar solo. Su familia notó algunas actitudes extrañas en los últimos días y está desesperada.

Se trata de Alejo Yamil Nacif, quien el viernes pasado, antes de salir de su casa de Godoy Cruz, le dijo a su madre que volvería más tarde, pero no lo hizo.

Nora, madre de Alejo dijo a Diario UNO: "Le avisó a su hermano que había dejado una nota. En la casa dejó su celular y las llaves. Se fue con una mochila. Lo que más me extrañó fue que últimamente estaba muy silencioso, pero nunca pensé que iba a hacer algo así".

"Me volví loca porque todas las cosas se solucionan hablando, y si quería irse, uno lo acompaña", sostuvo la mujer desesperada por saber algo de su hijo, por lo que el domingo hizo la denuncia en la Oficina Fiscal N° 3.

Son tres hermanos varones, de 21 y 25 años, y Alejo es el más chico, de 20 años. "Los hermanos no saben qué pensar. Consideran que es inteligente y se va a saber cuidar".

"Yo pensé que se había ido a la casa de un amigo, porque unos días antes había estado con él, habían ido a caminar al parque. El domingo lo llamé y me entero que no estaba con él", detalló la madre.

Hacía cuatro meses que Alejo trabajaba en una tienda naturista en Chacras de Coria, pero cuando su madre comenzó a buscarlo se enteró que había renunciado unos días antes: "Considero que es algo que vino pensando, pero que no lo compartió en la familia".

"La dueña del lugar comenzó a hacer el movimiento de las redes sociales. A ella tampoco le había dicho nada", agregó Nora.

La madre de Alejo contó que el año pasado, antes de la pandemia, su hijo estaba en General Roca, en Río Negro, donde estudiaba cine. Un día antes de comenzar la cuarentena le robaron el celular, y fue muy difícil que se mantuviera comunicado con su familia hasta que pudieron enviarle un teléfono. Nora dijo que estaba muy solo y no se sentía bien, por lo que en septiembre el joven regresó a su casa en Mendoza.

"Lo acompañamos en el proceso de buscar una nueva carrera, pero no quería estudiar. Creo que se está buscando a sí mismo, pero nosotros lo acompañamos en esa búsqueda. Me extraña que decida no avisar, nadie le iba prohibir que se fuera, pero que avise, que uno se quede tranquilo, no así con el corazón en la boca sin saber si está bien o no. Si se quería ir, lo acompaño a la terminal y le compro el pasaje", expresó Nora, quien ya no sabe dónde más buscar a su hijo, ya que solo quiere saber si está bien.

Quien sepa algo de alejo puede comunicarse con cualquier comisaría, al 911 o al teléfono de Nora al 261 6810445.

Seguir leyendo