Una organización que se dedicaba a adulterar y vender autopartes robadas fue desbaratada en las provincias de Mendoza y Buenos Aires, en operativos en los que se incautaron más de dos millones de piezas y en los que 21 personas quedaron afectadas a la causa, informaron hoy fuentes policiales y del Ministerio de Seguridad de la Nación.

La pesquisa, a cargo de la División Investigación de Delitos Contra el Automotor de la Policía Federal Argentina (PFA), se inició en 2018 con la detención de dos personas en Buenos Aires, cuando el personal policial las interceptó transportando un vehículo que iban a ingresar en un depósito.

Te puede interesar...

Tras inspeccionar el rodado, los agentes de la PFA comprobaron que éste provenía de la provincia de Mendoza, que había sido denunciado como robado meses atrás en la localidad bonaerense de El Palomar y que tenía las numeraciones registrales del motor y chasis adulteradas.

La pesquisa estableció que aquellas dos detenciones tenían relación con una red de transporte de automóviles, que eran trasladados en camiones de carga desde Buenos Aires hacia distintos comercios de compra y venta ubicados en la ciudad de San Rafael, Mendoza.

Con las pruebas acumuladas y a pedido del fiscal Carlos Vasser, de la Fiscalía Criminal y Correccional 21, el Juzgado 47 del mismo fuero, a cargo de Paula González, ordenó realizar cinco allanamientos en la ciudad de San Rafael y tres en las localidades bonaerenses de Morón y San Martín.

Como resultado del operativo, 21 personas fueron notificadas de que quedaban afectadas a la causa y se secuestraron más de dos millones de autopartes, cientos de chasis, un camión y siete vehículos con pedido de secuestro, entre ellos, un auto antiguo de colección.