Mucho preocupa la proliferación de estafas realizadas vía telefónica con el llamado cuento del tío. Esto no es algo nuevo, y solo cambian las herramientas usadas por los delincuentes. Lo que sí preocupa, y deberá ser tema de investigación, es que la nueva modalidad indica un conocimiento exhaustivo de los datos de la víctima elegida. Se han conocido casos de saqueos de cuentas de ahorro por supuestos empleados de banco, pero este lunes se llegó al colmo: un profesor de danzas solicitó un subsidio a ANSES, y fue llamado para comunicarle que había sido acordado, y con una impresionante calidad y gran cantidad de datos trataron de desvalijar la cuenta de su pareja, la que ofreció -al no tener propia- para que se hiciera el supuesto depósito.

Te puede interesar...

Mauricio es instructor de baile, y debido a la pandemia de coronavirus lleva muchos meses parado -desde marzo- y sin poder trabajar, por lo que tuvo que cerrarla. Entonces se inscribió para varios subsidios que está dando el Gobierno, tales como el IFE, ATP y otros que está otorgando también el área de Cultura.

Mauricio fue llamado por teléfono este lunes, supuestamente "desde el Ministerio de Comunicación y Desarrollo de la Nación" diciendo que le habían otorgado un ATP. Para eso le informaron que debía tener una cuenta sueldo, y al no tenerla, entonces pidieron la de algún familiar o persona de confianza.

Con un abrumador manejo de datos: leyendo prácticamente el formulario que había llenado, y ante la necesidad del dinero, no sospechó que se trataba de una estafa. Mauricio les dio los datos de la cuenta de su pareja -Cristian-, que sí la tiene. Le indicaron luego que tenía que ir a un cajero automático, poner unas claves que ellos le suministraron, y así ingresar a la cuenta.

"Cuando él me cuenta que lo estaban llamado por un subsidio a mí me entró la duda, porque sé que lo notifican por correo electrónico y no por teléfono. Pero bueno, yo entendí su ansiedad, por llevar tanto tiempo sin poder trabajar y lo dejé hacer", contó este martes Cristian, que agregó: "Nunca lo dejaron cortar la llamada, y cuando estaban dentro de mi cuenta, al ver que no había dinero depositado, le dijeron a Mauricio que había problemas, que sólo podían depositar la mitad, y que necesitaban otra cuenta similar para completar el resto".

"Ya alarmado por lo extraño de la situación, llame a ANSES y pregunté si había algún subsidio a nombre de mi pareja, y me dijeron que no. Entonces intenté entrar a mi cuenta por home banking (en forma remota), y ya habían cambiado las claves. Fui al cajero y también habían cambiado las claves", continuó contando su peripecia Cristian, quien justamente no tenía ya dinero por haber estado internado con Covid-19, y había agotado sus recursos.

Este martes Cristian realizó la denuncia en el banco donde le depositan sus haberes, para poder recuperar su cuenta sueldo, y también en la policía.

"Yo les pido a nuestros senadores y diputados que trabajen en algún proyecto para frenar esta modalidad de estafa telefónica y virtual. Creo que hay que hacer un control más detallado de todo esto", concluyó.