Policiales Martes, 2 de enero de 2018

Condenaron a un ex militar por golpear a una mujer

Carlos Tomás Gallina (63) recibió un año y 6 meses de pena en un juicio abreviado, por atacar a Roxana Cuello

Víctima. Roxana Cuello dialogó con UNO días después de la feroz agresión por parte del militar retirado. <br>

Tres años esperó una mujer para que condenaran al hombre que la agredió, inexplicablemente, en una situación cotidiana. El acusado es un ex militar que deberá someterse a un tratamiento psicológico y psiquiátrico. La víctima aún padece secuelas. Roxana Cuello (45) fue atacada el 30 de diciembre del 2014 en un complejo de departamentos ubicado en calle San Juan de Dios en Dorrego, Guaymallén. Hasta allí había ido la mujer con dos hijas, una de ellas en ese momento de un año, por lo que la llevaba en brazos. En el complejo vive otro de los hijos de Roxana -un varón- y ella iba a pagarles a los administradores las expensas. Llamó en uno de los departamentos y atendió una señora, quien le dijo que no podían pagar tres meses juntos, que era la intención de Cuello. Ella no entendió el motivo por el cual no podía abonar por adelantado y comenzó una leve discusión. Tras esto apareció en escena Carlos Tomás Gallina (63), un ex militar que vive ahí y por ese entonces era administrador junto con su esposa. La reacción de este hombre fue impensada. Comenzó a increpar a Roxana, por lo que su hija le dijo "vámonos, mamá, que este es un maleducado". El hombre le respondió diciéndole: "¡Qué te pasa, pendeja de mierda!", y sin más empezaron los golpes. Uno de ellos dio con fuerza en el ojo izquierdo de Cuello, otro en un pómulo y uno más en el oído. La víctima perdió sangre y fue entonces cuando su hija subió al segundo piso, donde estaba el hermano que reside en esos departamentos, a quien le gritó: "Bajá, que le están pegando a la mamá".El joven llegó hasta la vivienda de Gallina recriminándole lo que les había hecho a su madre y a su hermana. La puerta del golpeador permanecía cerrada y entonces el muchacho arremetió a trompadas contra ella. Como consecuencia, resultó con una fractura en el meñique. Madre e hijos fueron atendidos por médicos y luego realizaron la denuncia penal contra el ex militar por lesiones. Imputado por lesionesLa causa se investigó durante estos años y recién llegó a debate a fines del 2017. El caso recaló en la Cuarta Cámara del Crimen. Gallina admitió haber golpeado a Roxana y su abogado pidió un juicio abreviado. La fiscal de cámara Daniela Chaler y el abogado querellante aceptaron. El fallo se conoció la semana pasada y el acusado fue condenado a un año y seis meses de prisión en cumplimiento condicional. Es decir, mientras respete ciertas reglas no irá a la cárcel y la pena la completará en libertad. Entre los requisitos que debe cumplir el ex militar está la prohibición de acercamiento a las víctimas y realizar un tratamiento psicológico y psiquiátrico. Gallina llegó al juicio imputado por lesiones graves en concurso ideal con lesiones leves. Roxana por las agresiones sufrió en ese momento fractura en el pómulo derecho, pérdida de la visión parcial de un ojo y disminución auditiva de un oído. A tres años del ataque aún tiene secuelas en la vista y problemas de presión.

Dejanos tu comentario