Diario Uno > Policiales > asesinó

Asesinó a un hombre, hirió a dos personas e intentó suicidarse

El hombre fue a buscar a su ex pareja a un inquilinato, en Quilmes, al no encontrarla asesinó al dueño, hirió a un peluquero, a una policía e intentó suicidarse

Un hombre que asesinó al dueño del inquilinato donde se alojaba su ex pareja cuando no lo dejó entrar a buscarla, y luego protagonizó un raid en la localidad bonaerense de Quilmes, había advertido días antes que mataría a la mujer, ya que estaba "obsesionado" con que volviera con él, confirmaron familiares de la víctima.

Se trata de Rolando Reinaldo Delgado, de 40 años, quien al no encontrar a su ex pareja, hirió a tiros a un peluquero y a mujer una policía, para luego efectuarse un disparó en la cabeza, por lo que quedó internado en estado crítico

Te puede interesar...

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que Yohana Elizabeth Alarcón, de 28 años, ex pareja, lo había denunciado el pasado 23 de octubre por violencia de género, y que el domingo último se dirigió a la comisaría 5| de Quilmes para ratificar y ampliar su acusación.

En tanto, en la mañana de este martes, la viuda del hombre asesinado, quien le alquilaba una habitación en su inquilinato a la ex mujer del agresor, contó al canal de noticias Todo Noticias que todo comenzó cuando el hombre fue a buscar a su ex pareja para que volviera con él.

"Buscaba a su ex pareja para que volviera con él y, al no conseguirlo, mató a mi marido que le negaba el ingreso a la casa para evitar un desastre mayor", relató Mabel, viuda de Roberto Carlos Giménez, de 47 años.

"Rolando es un tipo muy agresivo. Solo quería que ella vuelva a vivir con él, estaba obsesionado con ella. Yohana tiene dos nenas y él le decía que no se iba a ir hasta llevársela con él", recordó.

"Tratamos de contenerlo y de que no ingrese a la casa. Yo me metí con las nenas a una pieza para contenerlas", añadió la testigo.

La mujer relató que Yohana escapó por el balcón de la vivienda, mientras que su esposo, al intentar detenerlo, recibió dos impactos de bala.

“Quería matar a cualquiera”, añadió la mujer, mientras relató que su esposo se desvaneció en un cuarto donde se escondieron del agresor.

Por su parte, Diego, el hijo del hombre asesinado, dijo que la policía no ayudó en ningún momento a Yohana y que el viernes el agresor la había amenazado con matarla.

“El viernes le dijo que si no volvía con él en tres días, la mataba a ella o al que se meta en el medio”, aseguró, y añadió que la mujer “tenía un botón antipánico, pero no le funcionaba”.

Agregó luego: "Estamos a tres cuadras de la comisaría y nunca llegaron a mi casa. La policía nunca lo agarró. El tipo estuvo siete años preso en Chaco y tiene varias denuncias de su ex”.

El hecho ocurrió este lunes cerca de las 19, en una vivienda de la calle Jujuy al 3881 de Quilmes, hasta donde llegó Delgado para buscar a Alarcón, su ex pareja, quien hacía tres meses se había mudado a ese inquilinato con sus hijas.

Pero en la puerta de acceso recibió la negativa del dueño del inquilinato, Roberto Giménez, a quien le disparó y mató de dos balazos, mientras la mujer logró escapar.

Tras el homicidio, Delgado se dirigió hasta una peluquería y barbería ubicada entre las avenidas Zapiola y Mosconi, donde trabajaba la mujer y, al no encontrarla, le disparó al peluquero, identificado como Nahuel Nievas, de 22 años, hiriéndolo el hombro derecho.

Luego siguió con la búsqueda de su ex mujer y, a bordo de su Fiat Palio rojo -que utilizaba para trabajar como chofer de Uber-, pasó por la comisaría 5ª del barrio La Cañada, donde Yohana había efectuado la ampliación de su denuncia por violencia de género contra él.

Al ingresar a la dependencia policial, efectuó varios disparos hasta herir a una agente, quien está fuera de peligro tras ser atendida por el roce de la bala en una de las mejillas.

Finalmente, si dirigió hacia un templo evangelista al cual asistía, ubicado en las calles República del Líbano y calle 390, y tras no encontrar al pastor, y al verse rodeado por la policía, se disparó en la cabeza.

Delgado fue trasladado al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde ingresó herido de gravedad y permanecía internado este martes en delicado estado.

En el lugar del último hecho, la policía incautó un revólver calibre 38 largo, con seis cartuchos en su interior y entre sus prendas encontró 32 municiones más.

En la mañana de este martes, las fuentes médicas indicaron a Télam que su estado era "crítico" y continúa internado en terapia intensiva, con custodia policial.

Interviene en la investigación del hecho el fiscal Jorge Saizar, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Quilmes, quien caratuló la causa como "homicidio, tentativa de homicidio, lesiones leves y tentativa de suicidio".

En las próximas horas, el fiscal Saizar le tomará declaración testimonial a la pareja actual del homicida, a la familia del hombre asesinado y al peluquero que fue herido, quien se encuentra fuera de peligro.

Además, analizará los videos de las cámaras de seguridad de la zona por donde circuló el homicida, de la comisaría 5ª de La Cañada y del sitio donde se disparó.