Policiales Miércoles, 5 de diciembre de 2018

Apelaron un presunto caso de mala praxis en el Hospital Español

La familia de la víctima, una joven de 15 años que murió en 2013, apelará el archivo de la causa que dictó una juez este miércoles.

Un expediente que desde hace más de cinco años investiga una presunta mala praxis por parte de un grupo de médicos del Hospital Español parece haber llegado a su fin. La Justicia dictó la prescripción de la causa pero los abogados de la familia de la víctima fatal apelarán la decisión.

Todo comenzó a mediados de 2013, cuando una joven de 15 años quedó internada en ese nosocomio de Godoy Cruz. La adolescente sufría una extraña enfermedad en la cual su columna vertebral le comprimía la médula, por lo que fue intervenida quirúrgicamente en dos ocasiones y, días después, perdió la vida.

La madre de la menor realizó una denuncia penal por presunta mala praxis y se inició una investigación que ahora parece tener punto final. El expediente estuvo liderado por el entonces fiscal de Godoy Cruz Juan Carlos Alessandra y luego pasó a manos del investigador de Homicidios Horacio Cadile.

Durante todo este tiempo, tres neurocirujanos y una infectóloga -algunos de ellos jefes de servicio- fueron señalados en la acusación. Si bien nunca fueron imputados, sí se les tomó una declaración informativa, es decir, estaban en un punto intermedio entre ser testigos y acusados del hecho.

Ambos fiscales consideraron que la causa debía ser archivada porque no existían elementos para sospechar una negligencia médica, pero la familia de la víctima solicitó más pericias y el caso continuó. Incluso pidieron la intervención de peritos médicos de otra provincia -el Cuerpo Médico Forense de La Plata-, tal como ocurrió en el conocido expediente que investiga la muerte de Guadalupe Codes en el mismo hospital -ver más abajo-.

Este punto se iba a tratar en una audiencia que se realizó este miércoles ante la juez Carolina Colucci, pero los abogados defensores Roberto Lavado y Alejandro Poquet tomaron la palabra y dijeron que la causa prescribió. Es que han pasado más de 5 años desde la denuncia y ese plazo es el máximo que contempla el delito de homicidio culposo.

La magistrada avaló ese pedido y ordenó que el expediente sea archivado, pero parece no ser ésta la última palabra ya que los abogados querellantes anticiparon que apelarán la medida.

El letrado Carlos Moyano considera que además del homicidio culposo se encuentra la comisión de otro delito y que, al sumarse las penas máximas de ambos, se supera los 7 años. Se trata de la presunta adulteración de la historia clínica de la víctima fatal.

Según sospecha la familia de la menor, este documento desapareció tras la segunda operación que efectuaron los médicos y fue recuperado tres meses después con algunas modificaciones.

Además, explicaron que la audiencia de este miércoles es nula ya que no se notificó a la madre de la víctima, quien es la querellante, sobre su realización.

Todo parece indicar que una instancia judicial superior será la que determine si la investigación tiene punto final o debe continuar con nuevas pruebas.

Caso similar

El 27 de agosto de 2015, Guadalupe Codes (9) se encontraba internada en el Hospital Español debido a un cuadro de leucemia. Según sostiene la acusación, los profesionales de la Salud le suministraron un medicamento en la médula cuando debían hacerlo vía endovenosa, lo que le generó una parálisis en sus órganos vitales a la menor y terminó falleciendo el 20 de noviembre siguiente.

El fiscal Horacio Cadile, quien también lidera esta investigación, imputó a Andrea Piatti, la médica que le habría aplicado la inyección a Guadalupe, y a Viviana Bacciedoni, jefa de Hematología del hospital Español.

La causa ya se encuentra elevada a juicio oral bajo una doble calificación: homicidio culposo u homicidio simple con dolo eventual -de 8 a 25 años de cárcel-. Sin embargo, el debate todavía no tiene fecha de realización debido a que las partes se encuentran presentando las pruebas pertinentes.

Más noticias