Diario Uno Policiales
Los efectivos intentaban disuadir una riña en el boliche Taboo y los revoltosos se unieron para agredirlos. Un policía perdió el conocimiento y aprovecharon para robarle el arma- 

Alvear: más de 20 inadaptados apalearon a cinco policías, uno quedó internado

Cinco policías heridos y uno de ellos internado fue el saldo de una riña que se produjo en la madrugada de hoy en Alvear.

Los efectivos habían acudido para disuadir a unos revoltosos a la salida de boliche bailable pero lejos de amedrentarse, los malvivientes se unieron para apalear ferozmente a los agentes.

El auxiliar Marcos Gil (25) de cuerpos especiales terminó hospitalizado, tuvo pérdida de conocimiento y además le robaron el arma provista por la fuerza. El resto del personal policial que actuó resultó con lesiones de distinto calibre. Hematomas, contusiones, cortes en la cabeza o heridas en los brazos y piernas figuran en el parte médico.

Hay cinco detenidos, y uno es menor de edad.

El incidente se produjo alrededor de las 5.30 durante la fiesta del Calimocho el local Taboo en Belgrano y Paso de los Andes de ciudad.

Los inadaptados comenzar a pelear dentro del boliche y a medida que crecía el tumulto se sumaron más adeptos y siguieron la pelea en la calle.

Al lugar acudieron cinco integrantes de la Policía en dos movilidades y cuando intentaron disuadir la revuelta, los antisociales dejaron de pelear entre sí para concentrarse en los policías.

“Se armaron grupos de 5 o 6 personas y se fueron contra cada policía”, comentó una fuente judicial”.

Lejos de desentenderse de la situación, el personal policial se defendió a brazo partido, piñas van patadas vienen, fueron luchando más de dos cuadras hasta llegar a la esquina de la estación de servicio Centro en avenida Libertador Norte y Aristóbulo del Valle.

Pese a la férrea resistencia de los efectivos, no pudieron contra la abrumadora superioridad numérica.

Con una violencia irracional, los agresores golpearon una y otra vez a los efectivos incluso cuando cayeron al piso o los tiraron adentro de una acequia, como le ocurrió al auxiliar Gil.

A raíz de la paliza recibida, el joven policía quedó desvanecido en el piso y fue cuando aprovecharon para sustraerle el arma reglamentaria.

Tras la riña, la policía detuvo a cinco personas. Tres que escapaban por Aristóbulo del Valle y otros dos que se habían escondido en las inmediaciones.

Según confirmó el principal Alejandro Domínguez “hay cuatro personas mayores de edad detenidas y también un menor”.

Durante la mañana realizaron un exhaustivo rastreo en la zona por si habían arrojado el arma que le sacaron a Gil del cinturón.

El evento, organizado por el dueño de Taboo y una emisora del departamento se presentaba como la "Fiesta del calimocho" y en los menajes enviados a través de las redes sociales se pormocionaba especialmente el consumo de alcohol.

En el caso interviene el juzgado de instrucción a cargo de Néstor Murcia y Sergio González, juez penal de menores.

 Embed      

Seguir leyendo