La llamada pesca eléctrica consiste en producir un campo de energía dentro del agua mediante la introducción de un ánodo y un cátodo lo que hace que los ejemplares entren en un tipo de parálisis o narcolepsia que facilita su captura mediante redes.

Se trata de un método de pesca indiscriminada para obtener el recurso con el menor esfuerzo y de esta forma ahorrar combustible y tiempo. Sin embargo, provoca impactos muy serios en el ambiente, tanto en agua salada como dulce.

Actualmente, esta técnica es utilizada por biólogos para aturdir y recolectar especies en arroyos y riachos. Pero ha sido adoptada también por pescadores desaprensivos que aprovechan sus travesías tierra adentro para "pescar" en soledad.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/EnsedeCiencia/status/1781536899032641715&partner=&hide_thread=false

Es una técnica masiva que permite, por ejemplo, sacar con facilidad unas 300 truchas de una laguna en una mañana.

►TE PUEDE INTERESAR: Inminente comienzo de la perforación exploratoria en el Mar Argentino

En los cursos pequeños se recorre a pie las orillas para encontrar puntos donde efectuar las descargas desde tierra. En los más grandes se mueven embarcaciones y se le "inyectan" los voltios al frágil ecosistema.

Los ríos de agua dulce pronto quedarán completamente esquilmados si no se detiene esta movida devastadora.

El parlamento europeo ha votado a favor de una prohibición total de la pesca industrial a base de descargas eléctricas en las aguas del viejo continente. Hasta 2021, unas 85 compañías pesqueras, en su mayoría holandesas que faenaban en el Mar del Norte, llevaban a cabo este tipo de actividad.

Embed - El Parlamento Europeo vota prohibir la pesca eléctrica de arrastre

Consultado por Carbono.news, el investigador de pesca marina Roberto Maturana explicó: "La pesca eléctrica debería estar absolutamente prohibida. Tiene un poder de daño atroz en el mar porque no solamente mata peces, sino también moluscos y crustáceos. Se podría decir que es un genocidio de especies, dado que en el fondo marino hay ejemplares bentónicos (pegados al fondo) lo cual torna a este sistema inviable. Con las redes arrastradas por el barco se atraparía la misma cantidad de peces que con la electricidad".

►TE PUEDE INTERESAR: Guerra por autos eléctricos económicos

Temas relacionados: