País Martes, 19 de enero de 2016

Procesaron al empleado de la Aduana que filtró imágenes de Nisman

Se le atribuye haber compaginado las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en las que fueron detectadas las presencias del fiscal a su arribo al país el 12 de enero de 2015.

La Cámara Federal de La Plata procesó por violación de secretos y de la privacidad a un empleado aduanero que difundió las imágenes del ex titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman, el 12 de enero de 2015 en el aeropuerto de Ezeiza, a su regreso a la Argentina.

El tribunal -con la firma de los magistrados César Álvarez, Olga Calitri y Leopoldo Schiffrin- dictó el procesamiento de Gonzalo Horacio Tzareff, a quien se le atribuye haber compaginado las imágenes captadas por las cámaras de seguridad en las que fue detectada la presencia del fiscal.

La investigación determinó que no se trató de una tarea de espionaje llevada adelante por servicios de inteligencia que estaban monitoreando los movimientos de Nisman, sino de la edición de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la aeroestación.

Fuentes judiciales revelaron que la investigación permitió determinar que no se trató de una tarea de espionaje llevada adelante por servicios de inteligencia que estaban monitoreando los movimientos de Nisman, sino de la edición de las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la aeroestación.

La conducta que se le atribuye a Tzareff quedó registrada por una cámara de seguridad que lo captó a él cuando presuntamente estaba confeccionando el video con las imágenes de Nisman y filmando con un dispositivo electrónico las secuencias del monitor.

En primera instancia el juez federal de Lomas de Zamora, Alberto Santa Marina procesó, en el mes de julio último, al empleado aduanero por "abuso de autoridad y violación de los deberes de los funcionarios públicos", pero la Cámara recalificó el hecho y le atribuyó la violación al artículo 157 bis del Código Penal.

Esa norma establece que "será reprimido con la pena de prisión de un mes a dos años el que a sabiendas e ilegítimamente, o violando sistemas de confidencialidad y seguridad de datos, accediere, de cualquier forma, a un banco de datos personales".

Más noticias