País Viernes, 3 de febrero de 2017

Procesaron a una ex funcionaria K, oriunda de San Rafael, por entorpecer el caso AMIA

Mientras era procuradora del Tesoro nacional pagó con fondos públicos la defensa de los sospechados por Nisman.

La ex procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, fue procesada por presunto "peculado de servicios" por su actuación en el marco de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la ex presidenta de la Nación Cristina Kirchner y otros ex funcionarios por el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA.

Un día después de que se conocieran desafortunadas declaraciones del ex juez de la Corte nacional Eugenio Zaffaroni contra el fallecido fiscal Nisman, el magistrado federal Sergio Torres hizo lugar a la denuncia del fiscal general Germán Moldes, quien en febrero del 2015 acusó a Abbona por un escrito que presentó ante el juez Daniel Rafecas la noche anterior a la denuncia de Nisman.

Moldes asegura que la ex procuradora utilizó dinero del Estado para pagar la defensa de los acusados por el fallecido fiscal de encubrir el atentado a la AMIA.

"La procuradora del Tesoro designada por Cristina Kirchner era una persona de su más estrecha relación", expresó Moldes en declaraciones a la prensa.

Y precisó: "El hecho por el cual la denuncié en febrero de 2015 fue que ella había ordenado conjuntamente con gente de la Procuración del Tesoro de la Nación, un expediente que presentó al juez Rafecas antes que la causa (por la denuncia de Nisman) se iniciara".

Esta acusación había recaído en su momento en el juzgado de Sebastián Casanello, quien ese año desestimó el caso por considerar que había inexistencia de delito, lo cual fue apelado.

El expediente recayó entonces en la Sala II de la Cámara Federal, que decidió reabrir la investigación, apartar a Casanello y reemplazarlo por Torres, quien ahora procesó a Abbona.

El delito de "peculado de servicios" prevé una pena de "reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada por razón de su cargo".

Además, "será reprimido con la misma pena el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública".

"Zaffaroni se equivocó"

El presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, Jorge Rizzo, se mostró sorprendido por las declaraciones del ex juez de la Corte Suprema, Eugenio Zaffaroni, consideró que "no era la metáfora para utilizar en ese momento" y que "se equivocó de cabo a rabo. Yo no puedo creer que haya pasado esto. Yo lo quiero mucho a Zaffaroni, no puedo creer lo que me está diciendo", sostuvo Rizzo a radio El Mundo, al asegurar que acababa de enterarse por la periodista de las declaraciones del ex juez de la Corte Suprema.

-El código penal. Establece años de cárcel y la imposibilidad de ejercer cargos públicos a perpetuidad por utilizar o apropiarse de caudales en beneficio propio y de terceros.

-Servicios pagados. Que la administración pública local haya abonado la defensa técnica de sospechosos de encubrir el atentado a la AMIA complica a la ex funcionaria designada por Cristina Fernández de Kirchner.

Más noticias