País Miércoles, 10 de enero de 2018

Piden investigar a la familia Macri por los negocios con parques eólicos

La denuncia habla sobre funcionarios del Gobierno que favorecieron negocios del grupo empresario de la familia del presidente, con ganancias estimadas en 48 millones de dólares.

Los diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ Rodolfo Tailhade y Martín Doñate presentaron hoy una denuncia ante la justicia federal para que se indague si funcionarios de Gobierno favorecieron negocios del grupo empresario de la familia del presidente Mauricio Macri en la compra y posterior reventa de seis parques eólicos, con ganancias estimadas en 48 millones de dólares.

La presentación judicial, que se basó en revelaciones de una investigación periodística del diario Perfil, quedó radicada en el Juzgado Federal 8 a cargo del juez Martínez de Giorgi y la fiscalía 3 a cargo del fiscal federal Eduardo Taiano.

Según señaló la denuncia, apenas dos semanas después de que Macri llegara la Presidencia, las firmas Sideco Americana y Socma, naves insignia del holding de los Macri, comenzaron a conformar una estructura societaria para ingresar al mercado de energías renovables junto a un grupo de socios y así fue que constituyeron cuatro empresas que meses más tarde comprarían seis parques eólicos en la provincia de Chubut y en Miramar.

Los derechos de explotación de estos parques pertenecían a Isolux, una compañía española que en la Argentina posee vínculos comerciales con IECSA (firma constructora de Ángelo Calcaterra, primo de Macri), y que había ganado cuatro licitaciones durante el kirchnerismo y otras dos durante el actual Gobierno de Cambiemos.

La reventa de los parques eólicos habría generado una ganancia de al menos 15 millones de dólares en menos de un año, a los cuales debería sumarse, de acuerdo a la investigación de Perfil, otros 33 millones que declara el reporte anual de la compañía china Goldwind (una de las empresas que adquirió los parques).

Las cuatro empresas creadas especialmente para participar en el negocio de las energías renovables (Sideli SA, Sidsel SA, Usir Argentina SA y Parques Eólicos Miramar SA) fueron constituidas por el contador Mariano Payaslian, de estrechos vínculos con la familia presidencial (figuró como síndico de Sideco Americana y de Iecsa).

De acuerdo a información a la que accedió Perfil, el nuevo conglomerado tiene una participación de Sideco Americana de entre un 10 y un 12 por ciento.

"Todo indica una participación económica más importante del grupo Macri en la operación, pero aún si fuera el caso, ese 10 o 12% resulta suficiente para iniciar con urgencia una investigación, frente a evidencias muy marcadas de que se desplegó desde el estado nacional una serie de actos que garantizaron un beneficio patrimonial indebido en un negocio que involucró a la familia del presidente de la Nación", sostiene la presentación judicial.

La operación de venta por 25 millones de dólares que llevó adelante Isolux -que estaba urgido por desprenderse de sus activos en Argentina por presuntos incumplimientos en el plan de inversiones- fue autorizada por el Banco Nación y por la empresa estatal Enarsa: a fines de enero los parques Loma Blanca I, II y III (en los que la española nunca había realizado inversiones) pasaron a manos de Sidsel SA, en tanto que Sideli SA se quedó con Loma Blanca IV, el único que sí estaba en funcionamiento.

En mayo del año pasado, Loma Blanca I, II y III fueron adquiridos por Goldwind por 33 millones de dólares, mientras que Loma Blanca IV fue revendida a Genneia (de Argentum Investment, firma liderada por el banquero Jorge Brito y su hijo Pablo) por alrededor de 40 millones de dólares.

Según refleja la denuncia, la decisión del grupo Macri se desprenderse de los parques eólicos (pese a que el negocio arrojaba márgenes millonarios de rentabilidad) habría sido motivada por el escándalo de conflicto de intereses que sacudió la opinión pública cuando se ventiló el caso de la deuda millonaria del Correo Argentino.

"La trama descripta no parece ofrecer dudas sobre la pertinencia de la denuncia, es decir estamos ante la posible comisión de delitos como tráfico de influencias, negociaciones incompatibles, uso de información privilegiada, que fueron el marco fáctico sobre el cual se edificó un negocio multimillonario e ilegal que favoreció a la familia presidencial", concluye la denuncia.

Más noticias