País Miércoles, 25 de julio de 2018

Para el doctor Abel Albino, el preservativo no previene el HIV

Lo dijo en su exposición en el Senado. "El profiláctico no protege de nada porque el virus del Sida atraviesa la porcelana"

El médico Abel Albino de la Fundación Conín protagonizó un polémico momento cuando en su exposición en el Senado en contra del aborto, aseguró que el preservativo no previene a las personas de contagiarse con HIV.

Albino, ante una pregunta de la senadora nacional por Mendoza, Pamela Verasay (UCR-Cambiemos), aseguró: "Tienen que entender el profiláctico no la protege de nada porque el virus del sida atraviesa la porcelana. El virus del sida atraviesa la porcelana, es 500 veces más chico que el espermatozoide, entonces el profiláctico no sirve absolutamente, porque falla en un 30 de las veces en el embarazo, imaginen lo que puede pasar con el sida, no se está absolutamente cubierto".

Verasay, tras haber escuchado la alocución de Albino en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, le preguntó al médico cómo trabajar en la prevención, teniendo en cuenta que existen las leyes de reproducción y de educación sexual.

Ante esa consulta, Albino pidió controlar lo que se transmite por televisión y solicitó educar en el amor.

"Cuando el sexo es asumido por el amor da todo, entonces la niñita tiene una relación a los doce, se pega enormemente y luego se despegan porque se pelean, y tiene otra a los trece y se pega y se despega y otra a los 17 pero ya no se pega bien y se casa con el que no pega, se pegan y se despegan, no es viva la pepa esto, hay que educarlos para el amor, no para el sexo animal", aseguró Albino, quien luego criticó la seguridad de los profilácticos.

Ante esto, la senadora por Santa Fe, María de los Angeles Sacnum lo acusó de ser irresponsable en su mensaje y Albino le respondió: "Yo sería un irresponsable si no lo dijese porque no se dice que eso puede fallar, no es una protección absoluta, ni lo será jamás porque insisto, el virus del sida atraviesa la porcelana, son virus filtrables entonces la posibilidad de contagio es muy grande", manifestó.

Previamente, en su discurso Albino aseguró: "Juré que jamás atentaré contra la vida ni aún en forma germinal. Es increíble, me dan ganas de llorar ser un hombre de 71 años y tener que venir a la Cámara de Senadores a pedir por favor que no maten a los chicos".

Albino criticó que "las muertes por abortos son el 0,001 (por ciento) de las muertes y está el país movilizado", al tiempo que calificó la interrupción voluntaria del embarazo como "una práctica criminal contraria a la moral".

Albino en su defensa contra el aborto aseguró: "No puedo creer que tenga que venir a decirles: por favor no los maten. Son seres humanos como nosotros, tienen un derecho personalísimo; matar a un niño es abortar", consideró.

Otros expositores

La primera en exponer fue la secretaria de Género de la CTA, Estela Díaz, quien señaló que "una ley no obliga a nadie, sino que garantiza derechos" y se opuso a la posibilidad de establecer la objeción de conciencia.

A su turno, la médica Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), aseguró que en los países que tiene legalizado el aborto se da un "descenso de la mortalidad" de las mujeres.

La especialista se refirió a las distintas formas de prevención del aborto y advirtió que "hay muchas provincias en las que no se cumplen las leyes de salud reproductiva por falta de voluntad política".

"El aborto existe al margen de que la ley salga o no. ¿Qué hacemos frente a esto? Hay que dar una respuesta, el statu quo no es una respuesta, es enfermedad y dolor", indicó Bianco, quien además sostuvo que la objeción de conciencia se puede permitir pero que las instituciones médicas "tienen que asegurar que la mujer sea derivada a otro lugar y que no haya riesgo".

La psicóloga Roxana Díaz Vergara opinó que el proyecto "es un error" y consideró que "se está tomando al aborto como salida de salud y están entendiendo que el embarazo es una patología, una enfermedad, y no lo es".

Además, cuestionó que la iniciativa para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo "entiende a la mujer como un mero cuerpo biológico".