País Domingo, 30 de septiembre de 2018

La Justicia sospecha que el secuestro y tortura de la docente es un invento

Según los investigadores, hay irregularidades y contradicciones en las declaraciones de Corina de Bonis, la mujer que denunció que le escribieron "Olla no" en el abdomen.

La Justicia estudia posibles irregularidades en la declaración de Corina de Bonis, la docente que fue presuntamente secuestrada y torturada en la localidad bonaerense de Moreno.De acuerdo con lo trascendió, los investigadores de esta causa analizan el testimonio de la maestra, quien denunció ser raptada a principios de septiembre.El procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, señaló que podrían haber ciertas contradicciones entre las pruebas recolectadas y los dichos de la mujer y remarcó que "las circunstancias son diferentes" de cuando se inició la investigación."Creemos que la maestra es una víctima y analizaremos qué fue lo que le pasó", explicó el funcionario en declaraciones al diario Clarín.Entre otras cosas, la mujer había dicho que fue obligada a subir a "un auto viejo, de color bordó", aunque ese vehículo no aparece en las cámaras de seguridad de la zona.Además, a los investigadores les habría llamado la atención que a la docente se la vio caminando por la calle en el horario cercano a cuando se habrían producido las agresiones, informó el mencionado Para los investigadores hay cuatro puntos dudosos en el relato de la docente:1) En su declaración la mujer dice haber sido secuestrada en un auto "viejo" de color "bordó". Pero en el relevamiento de las cámaras de seguridad de la zona donde la docente dice haber sido levantada no apareció un automóvil con las características del que ella mencionó.2) Las cámaras de seguridad aportan otro dato fundamental: a la docente se la ve caminando en dos lugares diferentes en un tiempo que tampoco condice con la posibilidad de un secuestro. Es decir, Corina camina por una zona y minutos más tarde aparece en otro lugar cercano. En el medio dice haber sido secuestrada, algo que por el tiempo transcurrido no resulta claro.3) De Bonis declaró haber sido amenazada por una voz masculina el 23 de agosto mediante una llamada al teléfono del Centro Educativo Complementario 801. La Justicia analizó los llamados de ese día y el único contacto que encontró fue de la mamá de una alumna que duró un minuto. Los especialistas explican que nadie amenaza a una persona durante tanto tiempo. Además, la madre fue citada a declarar y descartaron que haya sido quien realizó la llamada intimidante.4) Las fotos que se conocieron de la maestra luego de la denuncia del secuestro muestran su abdomen con la frase "ollas no". Las pericias determinaron que la grafía con las que fueron hechas es incompatible a un intento de tortura. Los especialistas explicaron que tienen un trazo parejo."No descartamos que el hecho haya sucedido. En este momento estamos en un proceso de reorientar la investigación. En primera instancia íbamos en orden a los dichos de la señora. Ahora estamos determinando otras circunstancias que nos van a permitir reordenar la investigación para ahí sí poder avanzar sobre eso", contó Conte Grand. medio.Según se denunció en su momento, De Bonis fue presuntamente secuestrada y torturada por desconocidos, quienes le escribieron en la panza "Ollas no".En este sentido, quienes están a cargo de la causa habrían considerado que las heridas tenían un trazo prolijo y que eso no se corresponde con un supuesto intento de agresión.Luego de los hechos, las principales autoridades provinciales expresaron su repudio por lo sucedido y se comprometieron a "investigar para dar con los responsables y llevarlos ante la Justicia"."Repudio profundamente la violenta agresión que sufrió Corina De Bonis en Moreno. Mi solidaridad con ella, ya la estamos acompañando con la Dirección de Psicología Social y junto a los ministerios de Seguridad y Justicia estamos trabajando para encontrar a los responsables", escribió la gobernadora, María Eugenia Vidal en su cuenta de Twitter.Fuente: Noticias Argentina