País Miércoles, 21 de noviembre de 2018

Gremios paralizarán aeropuertos a cuatro días del G20

La Federación Argentina de Personal Aeronáutico anunció un paro por 24 horas para el lunes.

La Federación Argentina del Personal Aeronáutico (FAPA) anunció este miércoles un paro total de actividades por 24 horas para el lunes 26 de noviembre, como protesta contra la administración de Aerolíneas Argentinas y la política aerocomercial del Gobierno.

La medida de fuerza, que promete colapsar el sistema aeroportuario, se realizará a sólo cuatro días de la Cumbre de Presidentes del G20.

Esto podría complicar el arribo de equipos de colaboradores que están volando hacia la Argentina para realizar los preparativos de cada delegación con vistas a ese gran evento internacional.

Rubén Fernández, secretario general del UPSA, dijo en una conferencia de prensa que la medida de fuerza será realizada por trabajadores en todos los aeropuertos del país.

La medida fue consensuada por Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA); Edgardo Llano, del Personal Aeronáutico (APA); Rubén Fernández, de Unión Personal Superior Aeronáutico (UPSA); Pablo Biró, de Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), y Genaro Trucco, de Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA).

En una conferencia de prensa, Biró dijo que la medida de fuerza será realizada porque "la empresa Aerolíneas Argentinas no cumplió sus compromisos salariales" con los empleados y está demorando las definiciones en la nueva paritaria 2018/2019, que va de septiembre a septiembre.

El líder sindical de los pilotos aclaró que aún "no está definido" que el paro de los cinco gremios aeronáuticos para el lunes, con lo cual abrió la puerta a la posibilidad de que la duración de la medida sea más amplia.

Además, advirtió que si el gobierno nacional no retrotrae "la ilegal" suspensión de 376 aeronáuticos por haber participado de asambleas de trabajadores, el "conflicto claramente va a escalar" en los próximos días.

376 suspendidos

La empresa Aerolíneas Argentinas suspendió a 376 empleados por supuesto abandono o retención de tareas durante las asambleas sindicales que paralizaron 244 vuelos el 8 de noviembre último en reclamo de un ajuste salarial por inflación.

En Aerolíneas aseguran que la paritaria 2017/2018 venció el 31 de agosto, por lo que no corresponde el pago del ajuste por inflación que los gremios reclaman para los salarios de septiembre.

Fernández aseguró que los gremios aún no recibieron la oficialización de la suspensión de 376 trabajadores de Aerolíneas Argentinas anunciada y consideró que se trata de una "represalia ilegal".

"Sancionar por una protesta está condenado por la Organización Internacional del Trabajo. Sancionar por un reclamo a trabajadores a los que les pagaron mal el salario es totalmente injusto, ilegal e inconstitucional", sostuvo Fernández.

La Federación Argentina del Personal Aeronáutico incluso no descarta realizar medidas de fuerza sorpresivas si la línea aérea de bandera envía los telegramas a los empleados anunciando su suspensión por entre 10 y 15 días sin goce de haberes, tal como dejaron trascender los voceros de la firma.

El presidente del Grupo Aerolíneas, Luis Malvido, y el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez.
El presidente del Grupo Aerolíneas, Luis Malvido, y el presidente de YPF, Miguel Gutiérrez.

En línea con los jefes sindicales de APLA y UPSA, Cirielli también señaló que el paro total de actividades del próximo lunes será por el "no pago de un acuerdo salarial firmado el año pasado", pero disparó contra toda la política aerocomercial.

"Que el gobierno no diga más que no va a privatizar Aerolíneas Argentinas porque la está por hacer desaparecer en pos de la entrega de las rutas aéreas a empresas privadas", dijo Cirielli.

Más noticias