País Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Gremialistas anuncian un acampe y nuevas medidas de fuerza

Dirigentes de todos los sectores sindicales coincidieron en señalar que si el Gobierno nacional no modifica el rumbo económico del país, el plan de lucha se intensificará.

Tras el paro general por 36 horas, un sector de la CTA y el gremio ATE anunció un endurecimiento de su plan de protestas a partir de la semana próxima, con un acampe de cinco días frente al Congreso nacional para rechazar el proyecto de Presupuesto 2019.

Al mismo tiempo la conducción de la CGT reivindicó el cuarto paro general que le hizo al gobierno de Mauricio Macri y alertó de que habrá nuevas medidas de fuerza si el Gobierno no cambia el rumbo económico. La , misma advertencia lanzó el más combativo Frente Sindical Nacional en el que están los Moyano y e l mendocino de la Bancaria, Sergio Palazzo.

El paro se desarrolló desde los primeros minutos del martes, sostenido principalmente por la adhesión de los gremios del transporte público, tanto en la Capital, el conurbano y las principales ciudades del país y contó apenas con escasas manifestaciones callejeras y piquetes en algunas provincias.

"El Gobierno, con los mensajes que está dando en cuanto a ratificar y profundizar el acuerdo con el Fondo Monetario, que nos tenemos que enamorar del FMI y estas cuestiones, demuestra que se cierran los márgenes de diálogo", advirtió el titular de una de las CTA Autónomas, Ricardo Peidro.

El triunvirato de la CGT le advirtió al Gobierno que si no tiene "plan B, tampoco habrá tregua en la protesta".

"Se ha expresado en forma contundente, a lo largo y a lo ancho del país, nuestro profundo rechazo a este programa económico. El plan económico ha fracasado", aseguró Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato.

Un rato antes, en un escenario antagónico al de la CGT, el camionero Hugo Moyano consideró que "el pueblo está diciendo basta", al evaluar el impacto del paro general en una conferencia de prensa en la sede de Camioneros, acompañado por gremialistas que integran el Frente Sindical.

Para el Frente Sindical, integrado por Camioneros, la Corriente Federal de la CGT, Smata y la CTA, el paro general fue total y pidieron al Gobierno que "escuche al pueblo", al mismo tiempo que advirtieron que "si no hay respuestas, habrá una intensificación del plan de lucha".