El humor de Kappel.

Este va a tener que correr de lo lindo