País Jueves, 12 de julio de 2018

Elisa Carrió criticó otra vez a dirigentes del radicalismo

Luego de que el presidente Macri cenara en Olivos con el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, Carrió resaltó: "A los radicales les encanta cenar con Macri y sacarse fotos".

Tras días de tensión interna en Cambiemos, la diputada nacional y líder de la Coalición Cívica- ARI, Elisa Carrió, volvió a hablar de sus socios de la UCR y aseguró que "algunos nunca supieron lo que es ser radical y ahora se enojan" con ella.

Luego de que el presidente Macri cenara en Olivos con el titular de la UCR y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, Carrió estuvo en Jesús María, Córdoba, y resaltó: "A los radicales les encanta cenar con Macri y sacarse fotos".

Carrió y Cornejo. ¿Una nueva grieta nace?
Carrió y Cornejo. ¿Una nueva grieta nace?

Los nuevos dichos de Carrió, que se produjeron mientras la UCR se reunía con Macri en Olivos, se sumaron a una serie de mensajes irónicos dirigidos a sus aliados de Cambiemos.

La diputada difundió una foto de ella en un restaurante con el mensaje, "Qué chistoso este bife de chorizo", al tiempo que mencionó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al jefe del interbloque de Cambiemos de la Cámara baja, Mario Negri.

En ese momento, Cornejo, Negri, los gobernadores de Corrientes, Gustavo Valdés, de Jujuy, Gerardo Morales, el senador Ángel Rozas, y el mendocino Ernesto Sanz, se encontraban compartiendo una cena con el Presidente, acompañados por Peña, Rogelio Frigerio, y Nicolás Dujovne.

En Córdoba, Carrió recibió de regalo un chivito de parte del legislador radical de la provincia Carlos Ciprián y aseguró: "Entre unos que me putean y otro que me regala un chivo me quedo con el que me regala un chivo".

"La reconcialiación con el radicalismo gracias a un cabrito", ironizó la legisladora, que se catalogó como radical de "paladar negro", publicó el portal Radio Jesús María.

En tanto, la líder de la CC-ARI se refirió a las elecciones del próximo año y ratificó que trabajará por la reelección de Macri, no sin antes volver a deslizar críticas a la UCR.

"Los argentinos pasamos del amor al odio. Voy por la reelección de Macri. No quiero nada para mí, esa es la diferencia que tengo con otros que quieren sacarse foto", subrayó.