País Lunes, 18 de junio de 2018

Asalto violento en la casa del sindicalista Juan Pablo "Pata" Medina

Los ladrones ingresaron a la propiedad mientras la esposa del sindicalista lo visitaba en Ezeiza, donde se encuentra preso desde septiembre.

Cuatro hombres armados, vestidos con ropas de la Policía Federal, entraron a robar en la casa del ex titular de la UOCRA regional La Plata Juan Pablo "Pata" Medina en la localidad bonaerense de Ensenada, cerca de la capital bonaerense, e hirieron a golpes a un custodio.

El violento episodio se registró este domingo, alrededor de las 18:00, en la casa del sindicalista, situada en 60, entre 9 y 9 bis, en el barrio Villa del Plata, informaron fuentes policiales.

Los ladrones ingresaron a la propiedad mientras la esposa del sindicalista lo visitaba en Ezeiza, donde se encuentra preso desde septiembre del año pasado en una causa por "lavado de dinero" y "asociación ilícita".

Los delincuentes atacaron a golpes de culata de arma de fuego a un hombre encargado de cuidar la propiedad, al que le provocaron varios cortes en la cabeza.

Enseguida, provistos de varias herramientas, los asaltantes intentaron violentar una caja fuerte empotrada en un piso, pero no pudieron hacerlo.

Finalmente, los delincuentes escaparon de la casa y asaltaron a un compañero del sereno, al que le robaron un automóvil Chevrolet Corsa, que abandonaron a pocas cuadras del lugar.

En el caso tomó intervención la comisaría segunda de Ensenada, que tiene asiento en Punta Lara.

El "Pata" Medina está preso desde el 26 de septiembre pasado en el penal de Ezeiza, tras haberse atrincherado en la sede platense de la UOCRA y amenazado con "prender fuego la provincia" en medio de un proceso judicial en su contra.

Medina permaneció atrincherado durante más de ocho horas mientras la Justicia ordenó la realización de unos 30 allanamientos en propiedades vinculadas a su nombre.

En octubre pasado el juez federal de Quilmes, Luis Armella, procesó a Medina y le trabó un embargo por 200 millones de pesos en una causa por "asociación ilícita, lavado de dinero y extorsión".

De acuerdo con la investigación, el sindicalista obligaba a los empresarios que construían en la capital bonaerense a contratar la empresa de catering Abril, que controlaba, la cual le giraba a su propia cuenta dinero en calidad de donaciones.

Más noticias