El otro Messi: su futuro en Newell's y sus gustos personales

El rosarino tiró que es "una espinita clavada". También habló sobre sus hijos, su mujer y el día a día familiar.

Lionel Messi remarcó que para su futuro mediato, ya en el final de su carrera, le gustaría "el día de mañana aunque sea jugar seis meses en Newell's. Es que de chiquito mi sueño era hacerlo en el Coloso Marcelo Bielsa. Ésa es una espinita que tengo clavada. Pero en Europa mi único lugar será Barcelona".


La Pulga brindó una extensa entrevista para El Trece, en la que habló de todo.

La charla también derivó hacia su vida íntima, y al respecto resaltó que a su hijo mayor "ahora le gusta mucho el fútbol y juega en una escuelita que tiene el club para sus empleados, pero todavía es muy chiquito (cinco años). No es zurdo como yo, pero a Thiago le gusta ver fútbol conmigo".


"Es que nosotros somos una familia unida y mi madre es la que maneja todo. En Barcelona terminé la secundaria porque ella es muy exigente. A mi me gusta estar en casa y escuchar un poco de reggae. Y me gusta comprar ropa, pero por internet, porque me molesta probarme alguna prenda", comentó.

"Y entre mis amigos, con uno de los que mejor me llevo es con Luis Suárez, con quien nos pasamos todo el día juntos, y con las familias también, porque además vivimos uno al lado del otro", resaltó. Finalmente y tras asegurar que "a Andrés Iniesta se lo va a extrañar ahora que se fue a Japón", concluyó la charla con una mención a Diego Maradona, con quien aseguró que cuando lo tuvo como entrenador la pasó "muy bien. Fue una época hermosa en la selección, aunque en el Mundial de Sudáfrica se terminó perdiendo mal", algo que quiere dejar en el pasado para terminar con un sabor dulce este Mundial de Rusia que lo desvela "tranquilamente".