Polideportivo mendocino destacado

Pedro Benenati y como reinventarse en el deporte llegando a los 50

Por UNO

Reinventarse como deportista profesional cuando uno se está acercando a los 50 años es algo que no muchos pueden hacer. El golf como disciplina y una gran actitud competitiva hacen posible que Pedro Benenati, uno de los mejores golfistas que dio nuestra provincia, esté cerrando un 2018 "bastante bueno" y tenga la cabeza puesta en lo que viene.

-¿Que balance hacés del 2018?

-Bastante bueno, considerando que hice cambios grandes en el movimiento, sobre todo en el segundo semestre. De los últimos 5 torneos creo que hubo uno solo en el que no clasifiqué que fue en Los Leones, por 3 golpes. En los demás estuve ahí y en el último llegué a estar 5º y me caí en el penúltimo hoyo por un poquito de mala suerte y también algo de cansancio mental. Técnicamente considero que todavía estoy en 4 o 5 puntos y físicamente no más que eso, pero voy avanzando.

 Embed      

-¿Por qué decís que estás en 4 o 5 puntos?

-Estoy bastante más cerca del movimiento que estamos buscando con mi profesor pero me falta y lo veo a la hora de los últimos hoyos del último día cuando bajo presión el movimiento está respondiendo mucho mejor pero no como esperamos. Y físicamente estuve practicando mucho y me aparecen dolores o molestias que después en los torneos se sienten. Antes de la última gira a Chile estuve 3 semanas descansando. La primera es normal pero en las otras dos no podía hacer nada, me dolía la espalda, entrenaba media hora y me contracturaba.

-Tuviste la posibilidad de ir a Estados Unidos y Europa. ¿Como fue esa experiencia?

-Los dos viajes fueron muy positivos. El tema de tener los palos a medida me ayudó mucho y en Europa tuve la posibilidad de jugar en canchas con mucho viento, muy diferentes a lo que estamos acostumbrados acá. Ahora estuve jugando el tour chileno en Santiago y en el verano voy a ir para allá a los torneos de la costa. Por ahora va a ser la prioridad por una cuestión de cercanía y de costos.

 Embed      

-¿Con quien estás trabajando?

-En la parte técnica estoy trabajando con José Campra, un cordobés amigo de toda la vida, que actualmente es el caddie de Scott Piercy, un americano que juega el PGA Tour. Pepa trabajó con Cabrera y con Grillo, es un apasionado del golf, de la técnica, es muy inteligente y me ha sabido llevar muy bien. También estoy con Verónica Caballero que es mi psicóloga y estamos trabajando mucho la concentración y el control de las emociones, es maestra de reiki y me ha ayudado mucho. También con Macarena Sánchez y todos los PF del gimnasio del Club de Campo, ahora estoy trabajando con Gastón Digarbo en neurociencia y con Pablo Viazzo en Activesport, Marisol Pardo como nutricionista y los chicos de Wolff que me hicieron un chequeo general. Un equipito lindo que me han ayudado bastante a mejorar.

-¿Eso como se paga?

-Por ahora con la obra social y lo que voy ganando en los torneos lo voy invirtiendo en mi. Con eso voy afrontando los gastos. Hay algunos sponsors que estoy por confirmar para empezar a competir en Chile desde el 2 de enero.

 Embed      

-¿Cual es el objetivo para el 2019?

-Ganar torneos. He visto que pueda estar cerca de los punteros y me gustaría ganar en Chile y acá en Argentina lo cual va a ser difícil pero ya lo veo mucho más factible. Y el otro objetivo sería clasificar para el Champions Tour de la PGA, en Estados Unidos, y en caso de no poder hacerlo probar suerte en el Tour Europeo que es de un nivel un poco más bajo pero bastante exigente.

-Los Benenati son una familia de golfistas que ya va por la tercera generación. ¿Quién es el mejor de todos los Benenati?

-El mejor, siempre lo he dicho, sin dudas es Andrés, mi hermano más chico. Para mi es un dotado del golf como pocas personas he conocido. Pero bueno, el tuvo su momento como profesional pero optó por una vida más familiar, disfrutar más de sus amigos. Ser profesional en cualquier deporte es más una vida casi de gitanos en la que vas de un lado para el otro, hotel aquí y hotel allá, mucha soledad y sacrificio a la hora de entrenar y todo eso no le convenció mucho. Los más chicos están todos en un nivel más parejo, Emiliano y Juan Francisco, los mellizos que son hijos de Federico, quizás están un pasito más adelante y tienen una facilidad tremenda pero están en una etapa de empezar sus estudios y dejar un poco la práctica.

-Si jugaran todos un torneo ¿quién gana?

-Ganaría el Andy pero creo que lo tengo bastante cerquita. Él está un pasito más adelante a pesar de que yo le meto mucho más práctica, él casi no practica, es un dotado y además tiene 10 años menos. Las últimas veces que jugamos está parejo y después están todos ahí, pero quizás yo al estar compitiendo más puedo tener una ventaja. Los más chicos tienen mucho talento para el golf y para todos los deportes.

Temas relacionados: