Futbol Domingo, 15 de abril de 2018

Castro, el hombre que hizo que ardiera el Gargantini

El arbitraje de la terna fue pésimo. Al referí se le "pasó" un penalazo y anuló un gol por offside dudoso.

Al penal lo vimos todos. Al offside, nadie. Alejandro Castro fue protagonista en el Bautista Gargantini. El árbitro del partido, y sus asistentes, se equivocaron demasiado y terminaron calentando el ambiente en el Parque.Independiente Rivadavia jugó muy mal pero el 1 a 0 fue demasiado premio para Riestra.Poco después del gol de Bravo, Rodríguez marcó el empate para la Lepra pero el lineman señaló posición adelantada sorprendiendo a todo el estadio.

Unos 20 minutos después, cuando la calentura ya había crecido por otras faltas no cobradas a favor de Independiente, llegó la del penal. Strahman cayó en el área por un claro agarrón de su marca ante la mirada de Castro, pero éste no se llevó el silbato a la boca y siguió el partido como si nada hubiese pasado.

Castro se fue del campo increpado por los jugadores y el cuerpo técnico leproso y, claro, custodiado por la Policía.

Foto: Horacio Altamirano (UNO)