Futbol Jueves, 22 de junio de 2017

El antecedente de otra agresión que involucra a San Martín

Eduardo Garro, arquero de Guaymallén, fue agredido con un proyectil que provino desde afuera del estadio y el encuentro fue suspendido en medio de una confusa decisión. Los detalles.

El pasado domingo 11 de junio, San Martín recibió en su estadio al Deportivo Guaymallén, en el marco de la penúltima fecha de la categoría B de la Liga Mendocina de fútbol, y tras un confuso episodio el partido fue suspendido por el árbitro Matías Ferreyra.

Los hechos de violencia que se vivieron el martes pasado en cancha de Mayor Drummond entre el local y el León del Este, hicieron recordar el antecedente que se vivió una semana antes dónde la agresión en un campo de juego hizo suspender un partido de fútbol.

Lo sucedido

El Chacarero acababa de convertir el 3 a 0, gracias al delantero Juan Moyano y cuando se disponían a festejar, el volante de la visita Brian Funes golpeó en el rostro a Cristian Oño y vio la roja. Pese a esto, Oño fue a buscar a Funes y le dio una patada en la espalda, esto provocó un tumulto mayor dónde el futbolista local Rodrigo Alaniz también se fue expulsado.

Esto sucedió promediando los veinte minutos del complemento y fue cuando el arquero del Tricolor, Eduardo Garro, recibió el impacto de una piedra. Ovación online se comunicó con el golero que relató lo siguiente: "Todo comenzó cuando nos convirtieron el tercer gol y un jugador local le gritó el gol a Funes en la cara, ahí comenzó todo el caos. Se estaba por reanudar el partido y desde afuera del estadio (desde una cancha aledaña donde entrenan las inferiores del León) gente identificada con los colores de San Martin comenzaron a tirar piedras hacia el sector donde estaban los allegados de Guaymallén, ahí fue cuando recibí uno de esos piedrazos en la nuca".

El arquero del Tricolor, tras el impacto dijo: "Me descompuse y empecé a vomitar", el ex Andes Talleres fue trasladado al camarín y fue ahí cuando la doctora cambió el primer informe, "ya que constató que el golpe existía con la inflamación de la zona".

Allegados al Cacique cuentan que la doctora de turno en su primer informe había comunicado que no existía el golpe y los locales aducían que el futbolista solamente padecía de una descompostura por los mareos y vómitos que presentaba. Ahí fue cuando el árbitro Matías Ferreyra le dio la opción al técnico visitante, Eduardo Castro, de cambiar al arquero o se suspendía el partido. Ante la negativa de modificar a Garro, el juez principal decidió suspenderlo.

Como a Garro no se le pasaba fue trasladado al hospital Perrupato y contó que le hicieron placas y "me vieron otros especialistas donde me dieron la medicación para restablecerme para luego irme por mis propios medios".

Por último, el arquero puntualizó: "El objetivo es que estas cosas no pasen más en la Liga porque algún día vamos a lamentar un hecho mayor, en mi caso me podría haber pegado en un ojo".

Hubo un detenido

Aseguran que hubo un detenido en las inmediaciones del estadio y según fuentes cercanas al Deportivo Guaymallén fue arrestado un profe de las divisiones inferiores de San Martín pero fue liberado por falta de pruebas.

Más noticias