El volante Félix Banega, con una linda definición, marcó el empate para Indepependiente Rivadavia ante Villa Dálmine, en el encuentro que se jugó este domingo en el estadio Malvinas Argentinas, por la fecha 18. El jugador de la Lepra, a los 33' del primer tiempo, anotó el tanto de la igualdad. El futbolista mostró mucha autocrítica por los nueve encuentros que lleva sin ganar su equipo, en el torneo de la Primera Nacional.

Banega horizontal una lepra.jpg

El rosarino, tras el empate ante el Violeta, dio su testimonio: "Nos merecíamos llevarnos el triunfo, pero no sirve de nada las excusas, no pudimos ganarlo. Ahora hay que ir a buscar la victoria a Buenos Aires ante San Telmo, que será seguramente un partido muy duro. Si queremos pelear el campeonato, tenemos que empezar a ganar".

Seguir leyendo

Con respecto a su gol, que generó polémicas porque aparentemente la bajó con la mano antes de pegarle al arco, el ex Rosario Central aclaró: "La pelota me pegó en el hombro y el árbitro estaba de frente y lo convalidó. Por suerte la pelota pudo ingresar y sirvió para que pudiéramos igualar el encuentro".

En relación a los resultados adversos, admitió: "Venimos de una racha negativa que no nos merecemos y tenemos un sabor amargo. Nosotros siempre que entramos a la cancha tenemos la intención de ganar los partidos y no lo podemos hacer".

"De este mal momento se sale trabajando. Lo que venimos haciendo lamentablemente no nos alcanza. Tenemos que laburar mucho en la semana para poder lograr un triunfo. Es la única respuesta que tenemos para quebrar esta racha negativa", agregó.

El gol de Banega

Embed
div class="embed-container">

El jugador se refirió a jugar en el Malvinas Argentinas: "La verdad que es un estadio hermoso, se puede jugar al fútbol. En el primer tiempo pudimos desplegar un buen rendimiento y nos sentimos muy bien".

La palabra de Félix Banega

Embed
div class="embed-container">

Fotos: Fernando Martínez (UNO).