Basquet NBA
Finales

Finales de la NBA: Dallas Mavericks ganó en casa y evitó la barrida de los Boston Celtics

Con la serie final de la NBA 3-0 abajo, Dallas Mavericks ganó de local y forzó a un quinto juego contra los Boston Celtics. El lunes juegan nuevamente en Boston

Por UNO

Dallas Mavericks le puso un poco de suspenso a la serie final de la NBA 2024 tras vencer este viernes por la noche en el cuarto partido a Boston Celtics y dejar la serie 1-3. En el American Airlines Center Dallas se hizo fuerte con su gente y se impuso por 122-84.

► TE PUEDE INTERESAR: Boston Celtics vs. Dallas Mavericks en la final de la NBA: cuándo y adónde ver la serie

nba-dallas-boston.jpg
Dallas Mavericks se hizo fuerte en casa y forzó el quinto partido, que se juega el lunes en la casa de los Boston Celtics, que están a un juego del campeonato.

Dallas Mavericks se hizo fuerte en casa y forzó el quinto partido, que se juega el lunes en la casa de los Boston Celtics, que están a un juego del campeonato.

Dallas Mavericks logró la tercera máxima diferencia en finales de la NBA

Este resultado fue la tercera victoria más abultada en la historia de las Finales NBA. El récord es de 42 y lo ostentan los Chicago Bulls de Michael Jordan, que arrollaron 96-54 a los Utah Jazz en las Finales de 1998.

Luka Doncic sumó 29 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias, Kyrie Irving quedó en 21 tantos y 6 asistencias para los Mavs. Por el lado de los Celtics, Jayson Tatum fue el máximo anotador con 15 tantos en 27 minutos y detrás de él ya aparecen Sam Hauser (14) y Payton Pritchard (11).

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/NBALatam/status/1801812484266815647&partner=&hide_thread=false

Los Dallas Mavericks jugaron un partido ideal y dominaron a Boston Celtics para evitar la barrida, sumarse su primer poroto de las Finales, y extenderlas, al menos, a un quinto partido en Boston.

Como en el partido anterior los Mavericks fueron una tromba en los minutos iniciales, pero la diferencia pasó porque Boston nunca llegó a mostrar algo de reacción. Solo emparejó un poco el marcador en los primeros 4 o 5 minutos por unas canastas de Brown y Tatum y listo.

Dallas en cambio fue inteligente y nunca quitó el pie del acelerador ni se apuró tampoco, y con la tranquilidad de quien juega ya sin nada por perder firmó un partidazo en casa para ganar por 38 puntos de diferencia: 122-84. El récord histórico, del 96-54 de Bulls a Jazz en 1998, quedó cerca.

Temas relacionados: