Diario Uno > Mundo > Botellas

Video: compraron una casa antigua y encontraron un increíble secreto

Una pareja compró una casa en Nueva York, y al realizar trabajos de renovación de los ambientes encontraron decenas de botellas de whisky antiguas en una pared

Una pareja residente en el estado de Nueva York, Estados Unidos, descubrió decenas de botellas antiguas de whisky en el interior de su casa mientras realizaba trabajos de renovación en uno de los ambientes, informó New York Post.

Nick Drummond y Patrick Bakker compraron una casa antigua en el 2019, ubicada en la localidad de Ames. La vivienda fue propiedad de un hombre de quien se creía se dedicaba al contrabando durante los años de la ley seca en Estados Unidos (1920–1933).

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCG98ycSH7OK%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF26OnZC5StU8AqWixGMTRZBzd1BtQZCZBANHUy5LaPaOAKRTA13TsRiEWeodhzNYmE8YeULCznugjmaWyPRuT2SZBOZBc65MZBZBUDc4ZBM7NcINLDZBlXlE1I2GQ7zQAnr6FOIZCOiZCS5ZAUeZC5TjXAsMZD

Hace unas semanas, cuando empezaron los trabajos de renovación, un paquete envuelto en paja y papel cayó de una pared. Inicialmente, los nuevos propietarios creyeron que se trataba de un tipo de aislamiento, pero al abrirlo se encontraron con 6 botellas de whisky de la marca escosa Old Smuggler de 1923.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCICdkdlHTgW%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAF26OnZC5StU8AqWixGMTRZBzd1BtQZCZBANHUy5LaPaOAKRTA13TsRiEWeodhzNYmE8YeULCznugjmaWyPRuT2SZBOZBc65MZBZBUDc4ZBM7NcINLDZBlXlE1I2GQ7zQAnr6FOIZCOiZCS5ZAUeZC5TjXAsMZD

Inspeccionaron el lugar de donde había caído el paquete, y dieron con un escondite debajo del piso. La semana pasada, Drummond indicó en su cuenta de Instagram que habían encontrado 66 botellas de whisky, 13 de ellas llenas.

Aunque solo el contenido de 9 de ellas se encuentra en buen estado. Pero esta semana, Nick compartió otro video mostrando el descubrimiento de más botellas.

Dos casas de subastas estiman que cada unidad podría costar entre 500 y 1.000 dólares. La pareja pretende dejar parte de las botellas en el lugar y donar algunas vacías a una sociedad de historia local.

Mientras que las demás, espera venderlas para ayudar a financiar la renovación de la casa, y quedarse con una para probar el whisky escocés.

Seguir leyendo