Diario Uno Mundo fisicoculturista
Pansexual

Un fisicoculturista se casó con una muñeca inflable

Un fisicoculturista ruso se casó con una muñeca inflable, luego se separó y ahora está enamorado de un cenicero. A la muñeca la bautizó Margo

Por UNO

Un fisicoculturista ruso se casó con una muñeca inflable, luego se separó y ahora está enamorado de un cenicero. La historia de Yuri Tolochko se volvió viral porque se casó con una muñeca inflable hiperrealista a la que la bautizó como Margo. Sin embargo luego se separó porque le fue infiel con otras dos muñecas. Ahora dice que está enamorando de un cenicero.

ruso.jpg

Yuri Tolochko es un fisicoculturista y actor ruso se hizo popular en las redes sociales en el mundo después de casarse en 2020 con una muñeca inflable a la que llamó Margo. Tras idas y vueltas, pinchaduras e infidelidades, su curiosa historia suma un capítulo más: su amor por un cenicero.

Seguir leyendo

Te puede interesar: Dos heridos a cuchillazos en Las Heras

El caso del ruso, que admitió ser pansexual, había saltado a la fama cuando se comprometió en 2019 y luego se casó en 2020 con una muñeca inflable hiperrealista.

Aprovechó su reconocimiento, se vivió como nunca el casamiento en video y después comenzaron algunas problemas, como en toda relación. Primero quedó devastado cuando se pinchó hacia fin de año: llevó pronto a arreglar para poder festejar juntos la Navidad. Pero en mayo de 2021 decidió divorciarse luego de haber adquirido otras dos muñecas inflables llamadas Luna y Lola.

Sin embargo, Luna y Lola, las dos muñecas con las que admitió ser "infiel" a Margo, no son los únicos objetos que conquistaron la atención del hombre, ya que en la actualidad reconoce haber tenido un flechazo con el cenicero de un bar.

Después del episodio que describe en sus redes como una "decepción amorosa", Tolochko confesó que mantiene una relación sentimental con este objeto metálico.

“Me gusta el olor, la sensación del metal en mi piel. Es fantástico. Me gusta que toque mi piel, me excita, es lo que me atrae de este cenicero”, admitió en su cuenta de Instagram. Tolochko aseguró que quería volver a verlo y tocarlo de nuevo por la esencia que tiene debido a haber pasado por numerosas historias, agrega.

Te puede interesar: Joven motociclista chocó con un árbol y murió

Seguramente la historia de amor pueda resultarle entre curiosa y graciosa a algunos. Pasar de muñecas inflables a un cenicero, le aporta algo menos de credibilidad.

Pero cómo hará nuestro amigo para consumar su apasionado romance. De acuerdo a lo que revela, llegó a un acuerdo con los dueños del bar para que le presten el cenicero en algunas ocasiones durante la noche.