Diario Uno > Mundo > Covid

Por el Covid se quedó sin trabajo y ahora gana 200 mil dólares con fotos eróticas

Una modelo se quedó sin trabajo por el Covid, se dedicó al modelaje de fotos eróticas y ahora cobra 200 mil dólares. Vendía sus fotos a 2 dólares

Por el Covid se quedó sin trabajo y ahora gana 200 dólares con fotos eróticas. Una modelo se quedó sin trabajo por el Covid, se dedicó al modelaje de fotos eróticas y ahora cobra 200 dólares. Gracey Kay se llama la mujer de 32 años que luego de ser despedida de una peluquería se dedicó a vender fotos eróticas y ahora es millonaria.

Kylie Biss, conocida en la popular aplicación de interacción social bajo el pseudónimo de Gracey Kay, se dio cuenta de que ofreciendo fotografías y videos en un formato erótico podría recaudar el dinero que le haría falta. Lo que jamás imaginó es que de su sueldo básico pasaría a cobrar más de 200 mil dólares mensuales.

OnlyFans es un servicio de suscripción creado en 2016, en la capital inglesa de Londres, cuyo modelo consiste en que los creadores de contenidos, es decir, sus usuarios, puedan cobrarle dinero a los suscriptores que deseen visitar su perfil.

En un principio, vendía sus fotos con poca ropa a 2 dólares. Sin embargo, cuando se trataba de alguna producción personalizada -también de clasificación X- o sesiones interactivas, cobraba más caro por su contenido.

“La gente me felicita y dice cosas agradables que me dan confianza. Eso me hace sentir especial. Hay personas que piensan que debería avergonzarme de mí misma, pero no lo estoy, estoy orgullosa de ello”, manifestó la influenciadora sobre su nuevo emprendimiento virtual.

Desde que su economía creció exponencialmente y pasó de cobrar 25 mil dólares anuales como peluquera a más de 200 mil dólares, optó por un nuevo estilo de vida en la ciudad española de Alicante, donde continúa produciendo contenido para la aplicación.

Además de presumir su arrolladora belleza, la diva virtual también se da el lujo de compartir contenido sobre lifestyle en sus redes sociales, dado que ahora es dueña de un espectacular Ford Mustang GT5 -de un valor de 5 millones y medio de pesos argentinos- y una opulenta mansión.

Seguir leyendo