Mundo Miércoles, 18 de abril de 2018

Juzgan a ex candidato que perdió elecciones contra Dilma Rousseff

El ex candidato presidencial brasileño y actual senador Aecio Neves será juzgado por la Corte Suprema, que aceptó ayer una denuncia por corrupción y tentativa de obstruir la Justicia.

El caso sumerge al Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB, centro-derecha), en el seno del escándalo de sobornos multimillonarios y corrupción en la política desvendados por la Operación Lava Jato.

Neves, de 58 años, disputó las elecciones de 2014 y perdió en segunda vuelta por un estrecho margen frente a Dilma Rousseff (2011-2016), del Partido de los Trabajadores(PT).

La fiscalía general lo acusó de "solicitarle 2 millones de reales (unos 588.000 dólares al cambio actual) al empresario Joesley Batista, ofreciendo como contrapartida actuación legislativa en favor del grupo J&F", propiedad de la familia Batista, y también de utilizar su cargo de senador para intentar obstruir las investigaciones contra él mismo y sus correligionarios.

Este martes, los cinco jueces de uno de los grupos en que se divide el Supremo Tribunal Federal (STF) aceptaron por unanimidad los cargos de corrupción y apenas uno de ellos rechazó las acusaciones sobre tentativa de obstruir la Justicia, pero acabó vencido por cuatro votos a uno.

"No cometí ningún delito. Mi prioridad será presentar a la Justicia todos los hechos que demuestren la absoluta corrección de mis actos y de mis familiares", afirmó Neves en una nota oficial poco después del veredicto.

Junto con Neves fueron denunciados su hermana y su primo. "La verdad ha de prevalecer", defendió. Nieto de presidente, ex diputado, ex gobernador del estado de Minas Gerais (sudeste), Neves fue durante muchos años la cara de la oposición a los gobiernos de izquierda del PT.