Diario Uno > Mundo > Francisco

Francisco pidió recordar el holocausto y advirtió: "Puede volver a suceder"

Francisco pidió este miércoles recordar el Holocausto, al tiempo que advirtió de manera sorpresiva que "estas cosas pueden volver a suceder".

El papa Francisco pidió este miércoles recordar el Holocausto, al tiempo que advirtió de manera sorpresiva que "estas cosas pueden volver a suceder".

El Sumo Pontífice se expresó en el marco del Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, que recuerda el 27 de enero de 1945 cuando las tropas soviéticas liberaron a los prisiones del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau.

Te puede interesar...

"Recordar es una expresión de humanidad, recordar es signo de civilización. Recordar es condición para un futuro mejor de paz y fraternidad", señaló el Papa. "Recordar es una expresión de humanidad, recordar es signo de civilización. Recordar es condición para un futuro mejor de paz y fraternidad", señaló el Papa.

En la audiencia general en la Biblioteca del Palacio Apostólico, sin público por la pandemia de coronavirus, Francisco remarcó: "Recordar es tener cuidado porque estas cosas pueden volver a suceder, comenzando con propuestas ideológicas que quieren salvar a un pueblo y terminan destruyendo a un pueblo y a la Humanidad. Cuidado con el inicio de este camino de muerte, exterminio y brutalidad".

No es la primera vez que el Sumo Pontífice destaca la importancia de recordar las atrocidades perpetradas por el régimen nazi liderado por Adolf Hitler en Alemania, atrocidades que se esparcieron por toda Europa.

Para la misma fecha del año pasado, cuando se cumplieron 75 años de la liberación de Auschwitz, el Papa había recurrido a una frase de suma importancia en la historia reciente argentina: "Ante esta enorme tragedia, esta atrocidad, no es admisible la indiferencia y es un deber la memoria. Que cada uno diga en su propio corazón: ¡Nunca más!".

El Holocausto, ideado por los nazis para eliminar a judíos, gitanos, homosexuales y otros grupos étnicos, sociales e ideológicos, provocó la muertes de millones de personas en campos de concentración (aproximadamente 11 millones según estima Wikipedia citando a historiadores varios): obligados a trabajar en durísimas condiciones, muchos murieron por desnutrición o enfermedades y otros fueron asesinados en fusilamientos y cámaras de gas.