Diario Uno > Mundo > Vacunas

Fallecieron 23 ancianos tras recibir las vacunas Pfizer y Moderna

Fallecieron 23 ancianos tras recibir las vacunas Pfizer y Moderna. La Agencia Noruega de Medicamentos informó que murieron luego de recibir su primera dosis

Fallecieron 23 ancianos tras recibir las vacunas Pfizer y Moderna. La Agencia Noruega de Medicamentos informó que 23 personas murieron en Noruega, poco tiempo después de recibir su primera dosis de la vacuna Pfizer y Moderna. De esas muertes, 13 se han sometido a autopsia, y los resultados sugieren que los efectos secundarios comunes pueden haber contribuido a reacciones graves en personas ancianas frágiles.

Luego de evaluar a 13 de los fallecidos, la Agencia Noruega de Medicamentos informó que los efectos secundarios comunes de la vacuna, pueden haber contribuido a reacciones graves en los pacientes muertos. Se investiga si hay relación entre las muertes y la aplicación de esas inmunizaciones.

Te puede interesar...

Según se afirmó, todos los decesos se produjeron en hogares para ancianos y eran mayores de 80 años. La noticia, de una gran sensibilidad y relevancia por el análisis minucioso que se está realizando en la aplicación de cada vacuna, no ha sido difundida por los principales medios del mundo.

"Para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias", ha afirmado el Instituto Noruego de Salud Pública. Fiebre y náuseas podrían “haber provocado la de algunos pacientes débiles”, dijo Sigurd Hortemo, en el primer informe de la agencia sobre los efectos secundarios.

Más de 30.000 personas han recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer o Moderna en el país escandinavo desde fines de diciembre, de acuerdo con las cifras oficiales.

No estamos alarmados por esto. Está bastante claro que estas vacunas tienen muy poco riesgo, con una pequeña excepción en el caso de los pacientes más débiles ”, dijo el director médico de la agencia, Steinar Madsen, a la emisora NRK. “Los médicos deben considerar cuidadosamente quién se ha de vacunar. Los muy débiles y que se encuentran al final de su vida pueden recibir la vacuna tras una evaluación individual ”, agregó.

Días atrás el Instituto Noruego de Salud Pública dijo que “cualquier efecto colateral de la vacuna será compensado por un riesgo reducido de enfermarse gravemente de COVID-19 en el caso de personas ancianas débiles”. Añadió que “para los pacientes muy débiles y los terminales se recomienda una evaluación cuidadosa de los beneficios contra las desventajas de la vacunación”.

Las autoridades noruegas han ajustado sus consejos acerca de quién recibe la vacuna contra el COVID-19 tras la muerte de algunas personas mayores y dijeron que es el médico quien decide si una persona recibe o no la vacuna.

Las compañías Pfizer-BioNTech están trabajando en el país escandinavo para investigar las muertes, tal y como ha afirmado la farmacéutica Pfizer en un comunicado. "La cantidad de incidentes hasta ahora no es alarmante y está en línea con las expectativas", ha subrayado.