Mundo Lunes, 5 de junio de 2017

Corea del Norte rechazó la ayuda surcoreana contra la malaria

El rechazo podría complicar los esfuerzos del nuevo presidente de Corea del Sur, el progresista Moon Jae-in, de intentar ampliar los intercambios de civiles con Corea del Norte.

Un grupo civil surcoreano indicó este lunes que Corea del Norte había rechazado su oferta de proporcionar suministros para combatir la malaria, en protesta por el apoyo de Seúl a las nuevas sanciones de Naciones Unidas sobre el país.

El rechazo podría complicar los esfuerzos del nuevo presidente de Corea del Sur, el progresista Moon Jae-in, de intentar ampliar los intercambios de civiles con Corea del Norte para mejorar los tensos lazos bilaterales. Todos los programas de cooperación importantes entre los dos estados permanecen congelados en medio de un pulso internacional sobre los programas nucleares y misiles de Corea del Norte.

El gobierno de Moon permitió a finales de mayo que la organización con sede en Seúl Korean Sharing Movement contactara con Corea del Norte. Fue la primera autorización del gobierno surcoreano de intercambios de civiles transfronterizos desde enero de 2016.

El grupo civil intercambió entonces correos electrónicos con Corea del Norte y tenía previsto entregar esta semana en Corea del Norte material contra la malaria como insecticidas, kits de diagnóstico y repelente de mosquitos, según Hong Sang-young, miembro del grupo.

Sin embargo, Corea del Norte dijo el lunes a la organización que no permitiría la visita debido a las sanciones de la ONU aprobadas la semana pasada, y que Seúl ha prometido aplicar, dijo Hong.

Pese a la falta de apoyo de Corea del Sur, Pyongyang ha informado en los últimos años de un descenso en los casos de malaria debido en gran parte a programas de organizaciones internacionales. Según los registros de la Organización Mundial de la Salud, Corea del Norte registró 21.850 casos de malaria en 2012, que se redujeron a 7.010 casos en 2015.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el viernes por unanimidad la inclusión en una lista negra de sanciones de 15 personas y cuatro entidades relacionadas con los programas nuclear y de misiles en Corea del Norte. No está claro si y en qué medida afectarán las nuevas sanciones a Corea del Norte, que ya está sujeta a varias rondas de sanciones internacionales.

Desde la investidura de Moon el 10 de mayo, Pyongyang ha hecho tres pruebas de misiles balísticos en una aparente demostración de su determinación a ampliar sus arsenales para combatir lo que describe como hostilidad estadounidense. El gobierno de Moon ha dicho que estudiará ampliar los intercambios de civiles al tiempo que condena los ensayos armamentísticos del país vecino.

Corea del Norte se está esforzando para desarrollar un misil con cabeza nuclear que pueda llegar al territorio continental de Estados Unidos.

Más noticias