Mendoza Domingo, 5 de agosto de 2018

Va al "Bailando" el sueño de la Casita de Malén

Se convertirá en el primer centro oncológico infantil de San Rafael y del Sur mendocino

La Casita de Malén llevará al programa de Marcelo Tinelli su sueño de terminar de construir su edificio en Cabildo 247, que se convertirá en el primer centro oncológico infantil de San Rafael y del Sur mendocino.

"Nosotros supimos que estaba abierta la inscripción para los sueños que serían representados en ShowMatch, mandamos nuestros datos y hace como un mes nos avisaron que fuimos seleccionados", comentó Florencia Reyes, una de las voluntarias de la Asociación de Jóvenes por la Lucha contra el Cáncer Infantil, organización sin fines de lucro que se formó en 2013 para llevar adelante este proyecto solidario.

Entre el martes y el miércoles un equipo del programa estuvo en San Rafael para grabar el video de presentación del "sueño" que deberá defender una de las parejas que aún no les han asignado. "Faltan dos parejas para confirmar y todavía no nos quisieron decir, o no saben, quién nos va a representar. El sueño es obtener los recursos para terminar la construcción de la Casita", dijo Florencia.

De todos modos, si el famoso que representará a la asociación no gana el "Bailando por un Sueño", la expectativa es que la difusión del sueño en el programa con más llegada de la televisión argentina ayude a cumplirlo.

Los chicos de la entidad solidaria harán lo suyo con su presencia en cada noche que participe la pareja que los represente. "Tenemos que viajar cuando se presente nuestro sueño, nos dijeron que nos iban a poner un transporte, pero si no es así, igual vamos a hacer todo lo posible por viajar y estar ahí", adelantó la voluntaria.

Actualmente la Casita de Malén asiste a 24 niños con cáncer de San Rafael, General Alvear y Malargüe en el aspecto psicológico, económico, medicación y lo que necesiten sus familias. Por eso necesitan finalizar y poner en funcionamiento el centro oncológico.

La tarea es llevada adelante por 22 jóvenes voluntarios de entre 18 y 24 años, acompañados de médicos, psicólogos, terapeutas y otros profesionales.

La asociación que los agrupa es presidida por Maximiliano Martínez, que impulsó en 2013 este proyecto solidario luego de perder a su hermanita Malén, a quien le diagnosticaron cáncer a los cuatro años y luchó contra la enfermedad hasta su fallecimiento a los diez.

Desde el inicio fue acompañado por amigos y su mamá, Marien Argüello, quien logró convertir el dolor de perder a una hija en una luz de esperanza para otros que atraviesan una situación similar.

La obra solidaria

El grueso del edificio de la Casita de Malén está hecho, pero faltan las terminaciones e instalaciones. Tiene dos plantas, en la de abajo habrá una oficina, un salón de usos múltiples, cocina, baño y un consultorio; mientras la parte de arriba se destinará a hospedajes para las familias sin recursos de distritos o de los otros departamentos que necesiten alojamiento.

"Falta mucho por hacer, se acaba de colocar el techo, ahora necesitamos plata para hacer las rejas, cuyo material y la mano de obra cuesta 90 mil pesos. Sin rejas no podemos avanzar con la obra, porque el año pasado sufrimos un robo y no nos vamos a arriesgar a seguir con los trabajos", indicó Florencia Reyes.

Lo logrado hasta ahora ha sido el fruto del esfuerzo y la solidaridad. Todo comenzó cuando en 2013 la Asociación de Jóvenes por la Lucha contra el Cáncer Infantil obtuvo la donación del terreno con un viejo edificio que fue derribado para hacer la obra actual.

En los años siguientes fueron recolectando fondos con la organización de diversas actividades solidarias, aporte de particulares y estatales, y una importante donación de dinero que en 2017 les dejó una mujer antes de morir.

Más noticias