Mendoza Miércoles, 4 de julio de 2018

Un ciclista fue multado con $9.500 por ir sin casco pero era un error

Equivocadamente, los policías viales le aplicaron la figura de falta grave cuando lo que correspondía era falta leve.

Durante sus 27 años como chofer de colectivos, Ricardo sólo tuvo tres infracciones viales. Hace 7 meses que ha dejado de trabajar, ya que con 58 años, y porque el de chofer es considerado un trabajo insalubre está en condiciones de jubilarse, por lo que está realizando los trámites correspondientes.

El lunes, a las 11 de la mañana y mientras lloviznaba en Maipú, Ricardo era ciclista. Iba de su casa al supermercado y circulaba por la rotonda cercana al Parque Metropolitano. Guarecido debajo del puente había un control policial. Lo interceptaron y lo infraccionaron por andar sin casco, tal cual lo establece la Ley de Tránsito vigente desde principio de año. Pero lo castigaron con un error sustancial: le aplicaron una "falta grave", que implica el pago de $9.500.

"Para hacer el descargo tuve que pagar un sellado de $136 y me contestarán en 30 días", contó Ricardo, que siente una mezcla de sorpresa, impotencia y molestia.

El jefe de la Policía Vial de Mendoza, comisario inspector Ernesto Gómez, indicó que "se actuó conforme a derecho, ya que la Ley de Tránsito está en plena vigencia", aunque reconoció que hubo un error en el sistema al calificar la falta, ya que todas las faltas de un ciclista son leves, con un monto de $950 y por pago voluntario dentro de los tres primeros días hábiles se reduce a $540. "Hubo un error de forma, no de fondo", dijo, y aseguró que se contactaría con el juez vial y con el ciclista para enmendar el yerro. Al mismo tiempo indicó que "no es prioridad ni objetivo infraccionar a los ciclistas", pero volvió a subrayar que la ley establece la obligatoriedad del uso de casco y de luces trasera y delantera en las bicicletas y que sus faltas son una infracción que puede ser sancionada.

No son la prioridad

Ricardo aporta todos sus datos para la nota, pero pide si pueden reservarse algunos para evitar más trastornos de los que ya ha sufrido.

"Llovía. Yo tenía la capucha de la campera colocada y me la saqué cuando comencé a girar en la rotonda, para ver mejor. Entonces me encontré con un control policial, que estaba debajo del puente de la calle Juan José Paso. Me detuve y los policías me dijeron que me iban a infraccionar por no llevar casco y se reían. Pensé que me estaban haciendo una broma. Con tantos años en la calle conozco a muchos policías y pensé que había alguno conocido en ese control. Tardé en darme cuenta de que no era una broma", dijo Ricardo.

El ciclista no reclama que lo hayan sancionado por no llevar casco. Sí por el error de que le hayan colocado una falta grave, como si hubiera estado circulando en moto. "Eso es un error de ellos", dijo.

El comisario Gómez reconoció ayer este error y dijo que es probable que el sistema haya calificado esa infracción como que hubiera sido cometida por un motociclista. "Tiene que ser un error en el sistema. Ya ordené revisarlo, lo comenté con el juez vial y trataré de contactar al ciclista", dijo el policía.

Además aclaró que "las sanciones a ciclistas no son nuestra prioridad en este momento", dijo. Acotó que los ciclistas "están comprendidos en la Ley de Tránsito, que está vigente desde enero. Todas las faltas de los ciclistas están consideradas como leves y, si bien no está la orden específica de control, si pasan por un control vial son sancionados si corresponde".

Aunque no hay controles especiales, si los detectan in fraganti los sancionan

La Ley de Tránsito establece como obligatorio que los ciclistas que circulen por la vía pública deben tener colocado casco homologado y luz blanca en la parte delantera y roja en la parte trasera del rodado.

Además, recomienda, aunque no impone, el uso de chaleco reflactario.

Como indicó el jefe de la Policía Vial, las faltas cometidas por los ciclistas son consideradas de carácter leve y se las carga con el número de documento del ciclista.

El comisario Gómez indicó que no se han implementado controles en ciclovías y no son, en este momento, operativos que se vayan a implementar, a pesar de que "llevamos casi 7 meses de implementación de la ley, por lo que ya todos deberían estar cumpliendo las normas".

El precio más bajo de un casco homologado ronda los $500, mientras un equipo de luces promedia los $200 y son de fácil colocación.

El casco tiene una vida útil de unos 5 años, mientras cada tres meses es necesario remplazar las pilas de las luces LED.